Impresora 3D con precisión nanométrica *

La tecnología de la impresión 3D no deja de aumentar. Lo que empezo como un concepto de ciencia ficción se convirtió en realidad hace menos de 10 años, cuando las primeras impresoras 3D comenzaron a aparecer en las tiendas. Hoy en día se pueden conseguir a un precio absequible, y con prestaciones más que interesantes. Pero el progreso no se detiene, y los cientificos de la Universidad tecnológica de Viena han creado un modelo capaz de crear piezas tridimensionales a escala nanométrica, tan pequeños como un granillo de azucar.

Seguramente sueñas con tener una impresora 3D en tu lugar de trabajo. Este tipo de maquina brinda la posibilidad de construir piezas diseñadas por ordenador (por tú mismo, o descargadas de la red) de prácticamente cualquier forma. Aquellos que disfrutan armando maquetas, construyendo robots o fabricando cualquier tipo de modelo a escala son los primero han corrido a las tiendas a buscar la suya. Con el tiempo y el descenso de los precios seguramente se convertirán en un dispositivo tan común como los scaners o impresoras de inyección de tinta. Pero los investigadores de la Universidad tecnológica de Viena, mas alla de sentarse a esperar a que ese momento llegue, han llevado esta tecnología  más allá, construyendo una de impresora 3D capaz de “imprimir” objetos del tamaño de un grano de sal, con precisión nanométrica.

La impresora  no sólo puede crear formas muy pequeñas, sino que lo hace a una velocidad impresionante: es capaz de desplazar el punto de impresión a una velocidad de hasta 5 metros por segundo. Esto es posible gracias a la utilización de un sistema de impresión basado en láser, cuyo haz es direccionado mediante una serie de espejos móviles. La técnica utilizada es conocida como “litografía de dos fotones” (o “two-photon lithography”) y crea los modelos endureciendo una resina especial mediante un rayo láser. La impresora va construyendo el objeto mediante capas, que se apilan unas encima de otras hasta acabar el trabajo. El prototipo que se ve en el video es capaz de crear unas 100 capas con unas 200 lineas cada una, en unos cuatro minutos. El coche de carreras que estás viendo tiene una longitud de solo 285 micrómetros. Necesitarías poner en fila unos 14 mil de ellos para alcanzar la longitud de un coche.

Es la primera vez que se consigue esta presición y velocidad en una impresora de este tipo. El el profesor Jürgen Stampfl, de la Universidad de Viena, ha sido parte del equipo de desarrollo y cuenta que si bien “hasta hora esta técnica resultaba ser bastante lenta”, han conseguido mejorarla lo suficiente como para que “la velocidad que se medía en milímetros por segundo ahora necesite ser medida en metros por segundo”. Se trata de un enorme adelanto, al que seguramente habrá que buscarle alguna aplicación real. De momento, están desarrollando una clase de resina especial que sea apta para su uso en el ámbito de la medicina, que permita utilizar esta impresora para construir nano bots capaces de ser “enviados” al interior del cuerpo humano.

¿que opinan al respecto? es algo asombroso al nivel que llega la tecnologia un saludo del equipo de lapandorica


comments powered by Disqus

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    pandorica (sábado, 24 marzo 2012 12:57)

    increible los detalles.sin palabras