Las teorías sobre la materia oscura impugnadas por nuevos descubrimientos

La estructura de las galaxias satélite y de los cúmulos de estrellas alrededor de la Vía Láctea es tan vasta que se extiende a lo largo de un millón de años luz (10 veces más ancho que la propia Vía Láctea), según los astrónomos de la Universidad de Bonn, en Alemania, que hicieron el descubrimiento .

Según estos mismos científicos, las teorías existentes sobre la materia oscura no explican la disposición de estos objetos cósmicos.

“Nuestro modelo parece descartar la presencia de materia oscura en el universo, poniendo en peligro el pilar central de la actual teoría cosmológica”, señalaba Pavel Kroupa, miembro del equipo y profesor de astronomía en la Universidad de Bonn. “Vemos esto como el comienzo de un cambio de paradigma, que en última instancia nos llevará a una nueva comprensión del universo que habitamos.”

 

La materia oscura es una sustancia invisible que se piensa constituye aproximadamente el 23 por ciento del universo. Sin embargo, dicha materia oscura nunca se ha detectado directamente, sólo se infiere sobre la base de sus efectos gravitatorios.

Los astrónomos estiman que la Vía Láctea contiene 300.000 millones de estrellas, además de extensos “brazos” de gas y polvo que se extienden en un disco plano desde el centro de la galaxia. La parte principal de la Vía Láctea tiene unos 100.000 años luz de diámetro, lo que significa que un haz de luz tardaría 100.000 años en atravesarla.

Una serie de pequeñas galaxias satélites y apretados manojos esféricos de estrellas antiguas, llamados cúmulos globulares, orbitan a diferentes distancias de la parte principal de la Vía Láctea.

Una imagen del cosmos

En el nuevo estudio, los investigadores observaron que los diferentes objetos se distribuyen en un plano perpendicular al disco galáctico de la Vía Láctea. La enorme y recién descubierta estructura se extiende a una distancia de 33.000 años luz de distancia, desde el centro de la Vía Láctea hasta un millón de años luz de distancia del mismo.

Mediante la combinación de datos procedentes de una variedad de fuentes para compilar un censo de los alrededores de nuestra galaxia, los científicos encontraron que el área alrededor de la Vía Láctea incluye las brillantes y “clásicas” galaxias satélite, además de otras más tenues detectadas más recientemente, y cúmulos globulares.

“Una vez que completamos nuestro análisis, surgió una nueva imagen de nuestro vecindario cósmico”, dijo en un comunicado el autor principal del estudio Marcel Pawlowski, estudiante de doctorado en la Universidad de Bonn.

La materia oscura es una sustancia invisible que se piensa constituye aproximadamente el 23 por ciento del universo

Los astrónomos se sorprendieron también por la disposición de los objetos cósmicos. “Estábamos desconcertados por lo bien que estaban las distribuciones de los diferentes tipos de objetos de acuerdo con los demás”, comentó Kroupa

La órbita de los diferentes compañeros alrededor de la Vía Láctea, que sueltan el material, estrellas y en ocasiones gas, dejando largos flujos de su trayectoria, explicaban los investigadores. Los resultados del nuevo estudio muestran que, la pérdida de material también está alineada con el plano de las galaxias y los cúmulos globulares.

“Esto nos ilustra que los objetos no sólo se encuentran dentro de este plano, sino que se mueven dentro de él”, señaló Pawlowski. “La estructura es estable.”

Las teorías existentes sobre la materia oscura no pueden explicar adecuadamente esta configuración galáctica, añadieron los investigadores.

“En las teorías estándar, las galaxias satélite se habrían formado como objetos individuales antes de ser capturados por la Vía Láctea”, continuó Kroupa. “Tal como vienen desde tantas direcciones, es prácticamente imposible que terminasen distribuidos en esa estructura plana y delgada.”

¿Signos de una antigua colisión de galaxias?

Las observaciones de Pawlowski y sus colegas sugieren que, las existen otras fuerzas causantes de la insospechada disposición de las galaxias satélite alrededor de la Vía Láctea.

“Las galaxias satélite y los cúmulos que se han formado juntos en un gran evento, una colisión de dos galaxias”, afirmó otro miembro del estudio, Jan Pflamm-Altenburg, investigador postdoctoral.

Las colisiones de galaxias son relativamente comunes, y suelen dar lugar a grandes pedazos de galaxias arrancados por los enormes fuerzas gravitatorias y fuerzas de mareas . Estas violentas interacciones, a veces forman colas que se convierten en lugares de nacimiento de nuevos objetos, como cúmulos de estrellas y galaxias enanas.

“Creemos que la Vía Láctea colisionó con otra galaxia en un pasado lejano”, explicó Pawlowski. “La otra galaxia perdió parte de su material, un material que luego formó las galaxias satélite de nuestra galaxia, esos jóvenes cúmulos globulares y el abultado centro galáctico. Los compañeros que hoy vemos son los restos de esa colisión de hace 11 mil millones de años.”

 

Me gusta este blog

Quizás tambien le interese:

Alienigenas

Llamadas desde el mas allá


Escribir comentario

Comentarios: 0