Comenzo la busqueda del osni del mar baltico

Hace varios meses en nuestra página dabamos a conocer a todos ustedes la noticia de que un radar de un barco encontró lo que aparentemente se podría tratar de una nave espacial extraterrestre sumergida hace un largo tiempo en el Mar Báltico . Hoy, oficialmente, se ha emprendido la búsqueda de la “anomalía del Báltico” sepultado bajo el agua.

A LA CAZA DEL “HALCON MILENARIO”

Imágen original. Este objeto submarino no identificado (Osni), es un objeto circular de aproximadamente 60 metros de ancho, que permanece quieto en el fondo del mar (entre Suecia y Finlandia), y fue encontrado en Agosteo de 2011 por dos oceanógrafos sueco
Imágen original. Este objeto submarino no identificado (Osni), es un objeto circular de aproximadamente 60 metros de ancho, que permanece quieto en el fondo del mar (entre Suecia y Finlandia), y fue encontrado en Agosteo de 2011 por dos oceanógrafos sueco

La denominada “anomalía del Báltico”, nombrada así por los dos oceanógrafos suecos que la hallaron, se trata de un objeto no identificado que está estancado en el fondo del Mar Báltico. Según las imágenes del sonar del barco que lo captó, y confirmó que todavía permanece allí de igual manerar, este objeto es de grandes dimensiones y no tiene un forma física con la que se pueda catalogar fácilmente como perteneciente a algo terrestre.

En una expedición que durará diez días, estimativamente, un equipo formado por 13 oceanógrafos, ingenieros y buzos de aguas profundas planea tomar imágenes 3D y muestras de toxicidad y radiación para tratar de dar respuesta a las dudas planteadas por ufólogos, biólogos, investigadores y curiosos en general acerca de este singular objeto. Los rumores sobre la posibilidad de que se trate de un objeto extraterrestre crecen cada vez más.

 

 

“No sabemos si estamos ante un fenómeno natural o un objeto. Lo detectamos en el sonar cuando estábamos en busca de un barco que naufragó durante la Primera Guerra Mundial”, dijo uno de sus descubridores, Peter Lindberg. “Puede ser cualquier cosa. Pero si fuese una nave diseñada y construida por seres no humanos, sería como si nos hubiese tocado la lotería”, declaró con ansias el investigador sueco con la idea firma de validar más que se trata de una nave extraterrestre que de refutar dicha hipótesis.

LAS FUERZAS ARMADAS ATENTAS AL DESCUBRIMIENTO

Muchos son los medios que se están haciendo eco de esta noticia, y no sólo los independientes como nosotros. Por eso se supo que quienes quisieron acercarse a la zona donde están trabajando los expertos para develar el misterio fue cerrada por un cordón marítimo de fuerzas militares rusas y estadounidenses.

Este cordón incluso no deja trabajar como corresponde a los expertos, y los mismos deben comenzar sus investigaciones alejados de la zona donde realmente deben estar buscando para fotografiar dicho Osni. Si bien los expertos habían siempre mantenido en secreto la ubicación exacta de dicho objeto, ahora los militares le ganaron de mano y deben trabajar casi espalda con espalda.

El problema es que alguno de estos “jefes” escondidos que comandan a estos militares presentes podría haber dado con el paradero de dicha anomalía, y haber comenzado a trabajar mucho antes que ellos (ya sea para llevarse el crédito del descubrimiento o bien “limpiar la zona” para que no se sepa la verdad).

 

(imagen)Si bien ufólogos y expertos en la materia destacan que podría tratarse de un ovni que se estrelló en nuestro planeta, el resto de los científicos habla de fraude o de desinformar sobre el tema, creyendo que podría tratarse desde un fragmento de un buque hasta un montículo submarino de tierra.

EL POSIBLE BUQUE RUSO

Tras la guerra de Crimea, y a consecuencia de las cláusulas aprobadas en el Congreso de París, Rusia se vio constreñida a no poder construir naves de guerra de cierta importancia para el mar Negro. La marina rusa se vio obligada a desarrollar, para aquella zona, una fuerza de defensa costera, compuesta especialmente por cañoneros y torpederos. Basándose en esta política se construyeron dos unidades, la “Novgorod” y la “Vitse Admiral Popoff” (que originalmente iba a llamarse “Kiev”, pero a la que se le modificó el nombre el 9 de octubre de 1873), con casco de forma circular, que podían ser definidas como baterías flotantes acorazadas.

Fueron proyectadas para la defensa de los estuarios de los grandes ríos, como el Dniéper, y el estrecho de Kerch, en el que su forzamiento por parte de los aliados, durante el conflicto de Crimen, había producido graves daños a la navegación en el mar de Azov. La razón del casco circular era debido, simplemente, al hecho de que siendo el círculo la figura plana de menor perímetro, una nave circular necesita menor blindaje en los flancos que una tradicional del mismo volumen. Este principio fue enunciado en Gran Bretaña por Reed, pero alcanzó su máxima expresión en Rusia con la construcción de estas dos naves que, proyectadas por el vicealmirante Popoff, fueron apodadas “popoffkas”.

La primera unidad completada fue la pequeña “Novgorod”, de 2500 toneladas, artillada con dos piezas de 280 mm; construida en San Petersburgo, fue enviada en piezas a Nikolaiev, donde fue montada; la “Vitse Admiral Popoff”, que desplazaba 3600 toneladas, se construyó directamente en dichos astilleros.

Las maquinarias, muy potentes, consistían en tres grupos de motores de doble expansión, horizontales en la “Novgorod” y verticales en la “Vitse Admiral Popoff”, accionados por el vapor producido por calderas cilíndricas. El movimiento del casco, de fondo plano, venía dado por seis hélices de cuatro palas. Las naves contaban con un par de chimeneas, una a cada lado de la barbeta de armamento. La protección vertical era excelente, pero no se prolongaba por debajo de la línea de flotación; el casco estaba recubierto en cobre para combatir la corrosión marina, y la velocidad no superó los 6,5 nudos.


Escribir comentario

Comentarios: 0