Isabel Taylor, una muerte más sobre la conciencia de los agoreros

Apareció ahorcada en septiembre pasado, después de pasarse toda la noche delante del ordenador, leyendo primero historias sobre el fin del mundo, y después sobre formas de suicidarse.

Isabel, de 16 años, era una adolescente preocupada por los problemas y las injusticias del mundo en el que vivimos, que se tomó demasiado en serio las predicciones apocalípticas de los blogueros, vendelibros y conferenciantes sin escrúpulos.

El jueves pasado, sus padres leyeron un comunicado en el que se se cuestionaban sobre la causa por la que su hija decidió tomar ese camino devastador.

Sólo podemos concluir que ella no estaba preparada para adaptarse a la edad adulta con todas las complicaciones, las injusticias y la infelicidad que conllevan.

Quizá recordaréis que aquél mes de septiembre fue terrible en cuanto a pronósticos del fin del mundo , relacionados la mayoría de ellos con el paso del cometa Elenín. Para los mentirosos, este era realmente un planeta gigante o incluso una estrella enana o un agujero negro.

Esta muerte recae directamente sobre la conciencia de todos aquellos que se dedicaron (y se siguen dedicando) a atemorizar a los más débiles, pero que sin embargo siguen impunemente detrás de los techados y atriles vomitando su basura con la que asustar a sus oyentes y lectores, dejándolos atrapados en sus redes de mentiras.

Los tres días de oscuridad anunciados por esta inmundicia humana, se han convertido en una eternidad para Isabel. Descansa en paz. No serás la única. Ya lo veréis.



Escribir comentario

Comentarios: 0