¿A qué huele el espacio?

La última frontera huele de forma similar a una carrera de la NASCAR, es decir, a una combinación entre metal caliente, humo de diésel y barbacoa. ¿Cuál es la fuente? Las estrellas moribundas.


(imagen)Las estrellas moribundas a consecuencia de la falta de oxígeno no huelen precisamente bien. Otras, pueden recordar al "algodón de azúcar" o un "huevo podrido". Foto: Creative Commons.

El subproducto de esta combustión está formado por compuestos olorosos denominados hidrocarburos policíclicos aromáticos. Estas moléculas "parecen encontrarse por todo el Universo", comenta Louis Allamandola, fundador y director del Laboratorio de Astrofísica y Astroquímica del Ames Research Center de la NASA. "Y flotan por el espacio eternamente", apareciendo en cometas, meteoritos y polvo espacial. Se cree que estos hidrocarburos fueron la base de las primeras formas del carbón, el aceite e incluso algunos alimentos.

Pese a que resulta imposible para los humanos oler el espacio exterior, podemos obtener una fuente indirecta de su olor. Cuando los astronautas se encuentran fuera de la Estación Espacial Internacional, los compuestos del exterior se adhieren a los trajes y entran en la estación cuando regresan. Los astronautas han explicado que los trajes huelen a chuleta "quemada" o "frita".

Allamandola explica que nuestro sistema solar tiene un olor acre en parte debido a que es rico en carbón y bajo en oxígeno y "al igual que un coche, si uno no lo abastece de oxígeno, crea hollín y huele mal". Sin embargo, las estrellas ricas en oxígeno tienen aromas que recuerdan a una parrilla. Fuera de nuestra galaxia, los olores son más interesantes. En oscuras zonas del universo, las nubes moleculares llenas de pequeñas partículas de polvo podrían contener múltiples aromas, desde el olor a azúcar hasta el repugnante olor a huevo podrido del azufre.

Escribir comentario

Comentarios: 0