Adiós privacidad: Casco para leer los pensamientos



En un mundo tan obscenamente público, la mente es el último refugio que le queda a tus ansias de privacidad, pero ve despidiéndote de a poco de ella porque se viene un casco EGG para leer la mente y los pensamientos. El descubrimiento viene de parte de Veritas Scientific, cuyo proyecto apela, sin pruritos ni reprensión, a leer la mente de quienes se lo pongan o incluso, en otro formato de radiación de ondas, a quienes estén cercanos a él. Sin problema alguno su CEO declara que el casco invadirá la última frontera existente en la privacidad personal actual; la mente y los pensamientos. Escalofriante.



Así como las arañas robóticas con lectores de códigos de barra ópticos de Minority Report, la policía del Pensamiento de “1984” no medía circunstancias ni contextos. En cuanto había una denuncia o un monitoreo sorpresa de rutina, estos agentes irrumpían cualquier actividad y hacían lo que mejor sabían hacer, invadir los pensamientos privados y llevarte esposado por ellos. Esto mismo podría hacer el casco EEG que está desarrollando Veritas Scientific, leyendo tu mente a través de las manifestaciones eléctricas que ofrecerá tu cerebro ante imágenes que bombardearán los electrodos. Está a prueba, pero la armada de EEUU ya tiene varios para divertirse.

El proyecto está basado en los estudios de J. Peter Rosenfeld.
El proyecto está basado en los estudios de J. Peter Rosenfeld.



El funcionamiento, según lo que se desprende del comentario original, está basado en un casco EEG que tenga un dispositivo que funcione como disparador de diapositivas para intentar relacionar las respuestas de los investigados a determinadas intenciones o pensamientos. Para ser más específicos, se hará una lectura de la actividad cerebral buscando las manifestaciones eléctricas que se dan cuando el cerebro reconoce y relaciona imágenes familiares. Que las reconozca implica que las tiene en la memoria, y si las tiene en la memoria es porque las conoce. De esta manera, el casco de Veritas hará averiguaciones sobre crímenes, actividades terroristas, prisioneros de guerra y todas esas cosas en las que creen que su intervención es aceptable.  Además, están pensando en crear una técnica adicional que leerá tus signos vitales al mismo tiempo.

Tu absolución o condena tendrá forma de ondas eléctricas.
Tu absolución o condena tendrá forma de ondas eléctricas.



El dispositivo, cómo no, será primero entregado a las fuerzas armadas de los Estados Unidos para que ellos hagan las pruebas. De todas formas, dicen que su ideal es que esté en mano de todo el mundo, porque “al ser una herramienta que puede servir para hacer el mal, si sólo lo tuvieran los gobiernos, sería muy peligroso.” De hecho, les gustaría que fuera tan común y accesible como una aplicación para el móvil. A pesar de que Veritas atenúa (¿o agrava?) las interpretaciones sobre el monstruo que está creando diciendo que las últimas decisiones serán tomadas por humanos y que tendrá efectividad en situaciones especiales y no en todo, personalmente deseo que ahora mismo algún empleado torpe tropiece con un cable y vuelque agua sobre los ordenadores del proyecto de Veritas, pues yo no quiero vivir en un mundo donde ya no tienes la libertad de pensar lo que quieres y en privacidad. ¿Y tú?


Escribir comentario

Comentarios: 0