Así llegó a la Tierra la llamarada solar

La llamarada solar de clase X lanzada por la mancha gigante 1520
La llamarada solar de clase X lanzada por la mancha gigante 1520

Más suave de lo esperado por los científicos, alcanzó nuestro planeta el sábado a las ocho de la tarde

Rápida, muy rápida, pero poco peligrosa. La eyección de masa coronal (CME), una nube ardiente de partículas y radiación, lanzada el viernes por una llamarada solar de clase X (el nivel más alto en la escala de intensidad), golpeó la Tierra de lleno este sábado sobre las 20.00 (hora peninsular española). El impacto no fue tan fuerte como los científicos esperaban. Sin embargo, el golpe comprimió la magnetosfera de la Tierra y provocó una suave tormenta geomagnética


La gran mancha solar AR 1520, con un diámetro diez veces el de la Tierra, emitió el jueves una llamarada solar de clase X 1,4 (las hay de menor a mayor intensidad A, B, C, M, y X, letras a las que sigue un número del 1 al 9) directa al campo magnético de nuestro planeta.

La eyección de masa coronal se comportó de manera más rápida de lo que los científicos esperaban. Los analistas del centro espacial Goddard de la NASA tuvieron que adelantar la hora de llegada de la nube. A pesar de que tenía la Tierra a tiro, los expertos confiaban en que sus efectos no fueran especialmente peligrosos y, en efecto, resultó una tormenta aún más apacible de lo esperado.

Riesgo «creciente»
Resulta una suerte, ya que una fuerte eyección de masa coronal puede afectar a los satélites y a las redes eléctricas y de comunicaciones. De hecho, los investigadores están convencidos de la importancia de mejorar las técnicas para prevenir estos fenómenos y poder reaccionar a tiempo en caso de que la tormenta sea muy fuerte. La Comisión Europea (CE) presentó un informe en el que califica de «creciente» el riesgo de que se produzca un evento tecnológico de dimensiones «catastróficas» (causado por una tormenta solar) que afecte a las infraestructuras terrestres, como las redes eléctricas, de telecomunicaciones, de navegación por satélite o a sectores como la banca, los medios de comunicación, los transportes aéreos y marítimos o las redes de suministros básicos para la ciudadanía.



Escribir comentario

Comentarios: 0