Anuncian la primera placa base basada en el Nvidia Tegra 3



ARM en el escritorio. Hace media década hubiera parecido una locura. Ahora, es cuestión de ver quién lo lanza al mercado lo más barato posible. La arquitectura ARM ya ha hecho estragos entre las tablets y los móviles, pero la gente de Kontron parece estar decidida a darle un lugar entre sistemas más convencionales (más allá de que no sea el primer intento en el mercado) gracias a una placa base con formato Mini-ITX, basada en el popular Nvidia Tegra 3. La placa Kontron KTT30/mITX trae una interesante cantidad de conectores, y si el precio resulta ser el adecuado, seguramente llamará la atención de aquellos entusiastas que disfrutan instalar ordenadores en lugares inusuales.



La aparición de las netbooks en su momento, y el eventual dominio de las tablets en el mercado han llevado a la creación de terminales miniaturizadas con un consumo energético extremadamente bajo. En lo personal, poseo un pequeño sistema Artigo A1000 creado por la gente de VIA hace algunos años. No ganará ninguna carrera de rendimiento, pero con un consumo cercano a los 13 vatios, se ha convertido en una excelente terminal estable que puede permanecer encendida a toda hora. A pesar de ese número, mi Artigo está basado en la arquitectura x86, por lo tanto, si alguien decidiera hacer una placa base basando su diseño en un chip ARM, el número podría ser aún más bajo. Ya hemos visto cosas como el sistema Trim Slice, que en aquel entonces utilizaba un Tegra 2, y hace poco Nicolás exploró más de cerca al mundo de los ordenadores SBC. Sin embargo, lo que tenemos hoy es toda una placa base con el SoC Nvidia Tegra 3 integrado, y en formato Mini-ITX, por lo que podría ser instalada en prácticamente cualquier carcasa.

Puede ser Android, u otra distro Linux incluso. Si el soporte de hardware está allí, las opciones son muchas.
Puede ser Android, u otra distro Linux incluso. Si el soporte de hardware está allí, las opciones son muchas.

La placa fue presentada por la gente de Kontron, y su modelo es el KTT30/mITX. El sistema posee un Nvidia Tegra 3 de cuatro cinco núcleos, con una velocidad reducida a 900 Mhz, imaginamos que para mantener el consumo de energía en línea y bajar las demandas de refrigeración (que de por sí ya son muy pequeñas). Soporta un máximo de 2 GB de memoria RAM DDR3L, el vídeo GeForce entrega compatibilidad con el modo 1080p, y entre su conectividad encontramos tres puertos USB 2.0, uno HDMI, dos seriales (internos), Ethernet Gigabit, dos ranuras para tarjetas SD, una para eMMC, tres zócalos mPCIe (uno de ellos puede ser usado para mSATA, mientras que el otro puede recibir un módem 3G, y la placa incluye un zócalo SIM), conector LVDS, conector para cámara, y el clásico repertorio de entrada y salida de audio.

El consumo total de la placa KTT30/mITX asciende a siete vatios, por lo que una de sus posibles aplicaciones estaría entre los anuncios automáticos y la publicidad digital. Sin embargo, el límite está en la cabeza del usuario. Con el nivel de conectividad que ofrece, alguien podría convertir a la KTT30/mITX en una terminal multimedia, una consola para juegos retro (cortesía de los emuladores y alguna distro Linux amigable), o por qué no en un ordenador corriente. La placa ya trae un puerto Ethernet, y con la disponibilidad de zócalos mPCIe, sólo necesitaría de un módulo WiFi adecuado para tener conexión inalámbrica. Lamentablemente, la gente de Kontron no ha revelado ni precio ni fecha de lanzamiento, y el PDF oficial es anunciado como “preliminar”, por lo tanto, puede haber cambios adicionales en su configuración


Escribir comentario

Comentarios: 0