El regreso de Furby

Emisor y receptor de infrarrojos, detector de inversión, pulsación con interacción, pulsador según presión, micrófono simple y reproducción inteligente de lo que va aprendiendo. Tanto que las agencia de inteligencia no lo dejaban entrar a sus oficinas. No hablamos de un dispositivo inteligente, sino de un peluche. Un peluche que vendió más unidades que muchas de las consolas de la época y cuya evolución fue tan extraña que ahora está por salir la tercera generación de Furby, con LEDs, más conectividad y con la misma inutilidad y sobrevaloración
de siempre. El regreso de Furby; preparen las billeteras.



No es novedoso que miles de personas hagan fila durante horas y hasta días esperando entrar a tiempo al centro comercial a adquirir una Tablet, un móvil o una consola. Estas cosas también sucedían antes. Por ejemplo, nunca comprendí por qué y cómo fue que Hasbro, a través de Tiger Electronics, pudo doblegar a tal punto las mentes de los humanos y vender 40 millones deFurbys  en los primeros 3 años desde el lanzamiento. Marketing, adorabilidad y alguno que otro término ficticio y de moda más de finales de los 90 debió hacer el trabajo sucio. Pero así fue y la historia ya es innegable. La cuestión es que aquel peluche híbrido entre murciélago, gato, búho y lemmingque personalmente creo que era horrible, llegó a tener dos versiones. Una en el 98 y otra en el 2005, y en ambas generaciones de este bicho electrónico “inteligente” que aprendía a hablar a medida que pasaban los días. Ahora está de nuevo, y con unos cambios a tono con nuestra época.



Como antes, pero esta vez más potenciado por los 7 años de diferencia en tecnología con la anterior generación, los Furby estarán dotados de una personalidad que intentará ser única para cada peluche. La personalidad se irá creando a medida que los niños, adolescentes y adultos jueguen con él y hasta se descarguen una aplicación para alimentar virtualmente al tamagotchi peludo, como vimos en el video. Digo, al Furby. El habla, lo que conmovió a los humanos pre 2000, será otra vez la locura de las masas al escucharlo hablar en Furbish e ir haciendo la evolución al idioma del usuario. Como lo hacen desde la versión de 2005, los Furbys podrán moverse al balancearse y podrán mover el estómago al hablar o reírse. Además, podrá usarse su puerto infrarrojo para que algunos hackers puedan intentar interactuar con él de las  más diversas y extrañas maneras.

Furbys listos para ser alimentados a través de iPads y smartphones
Furbys listos para ser alimentados a través de iPads y smartphones



Pero lo mejor a lo último, y es que la actualización más grande llega de parte de los carísimos ojos LED, que básicamente serán dos mini pantallas que manifestarán las emociones del Furby y reaccionarán cuando este sea acariciado, alimentado o se le hagan cosquillas. La conectividad no se especificó, pero es una seguridad que las actividades estarán ligadas a  las tablets y smartphones, así como a los ordenadores conectados a internet. Aprovechando las próximas festividades, Hasbro pretende lanzar el Furby a las cajas dentro de las próximas semanas para que esté disponible a 60 dólares. Este es el regreso de Furby, ¿tendrá tanto éxito?


Escribir comentario

Comentarios: 0