Curiosity, a sólo 2 días de llegar

Cada momento que transcurre genera mayor ansiedad. La implacable cuenta regresiva nos indica que faltan poco más que dos días para que la nave MSL Curiosity pise suelo marciano. La expectativa está generando un caudal de información en la web que está comenzando a eclipsar cualquier noticia. Hasta los Angry Birds se han puesto en acción para participar de este evento, nunca antes vivido en la historia espacial. Todos los satélites que orbitan Marte están esperando el momento de la llegada para estudiar hasta el mínimo detalle, además, son incontables las webs que se suman día a día, anunciando que transmitirán en vivo el evento. Y vós, ¿te lo vas a perder?



En 2004, cuando Spirit y Opportunity descendieron en Marte, YouTube, Facebook y Twitter no eran lo que significan hoy, para mostrarnos en directo, toda la acción que suceda, minuto a minuto, con el MSL Curiosity (recuerda, con 14 minutos de retraso). Por lo tanto, este Lunes será muy sencillo seguir el transcurso del descenso y apreciarlo con todos los detalles que puedas imaginar. Ya existen cientos de páginas en la web que anuncian la transmisión en vivo que, como te anunciamos en el sumario, será asistida por la sonda espacial europea Mars Express,  que seguirá al MSL Curiosity desde veinte minutos antes de que entre en la atmósfera marciana, mientras la esté atravesando y prácticamente hasta que toque el suelo del planeta rojo. Este satélite estará encargado de grabar una señal de radio (emitida por MSL Curiosity) indicando como se desarrolla el descenso, sirviendo de complemento a los datos que recogerán los dos orbitadores estadounidenses, Mars Odyssey y Mars Reconnaissance Orbiter. Apenas Curiosity toque el suelo, la señal captada por Mars Express será enviada hacia la Tierra para permitir su análisis y así profundizar los conocimientos de la atmósfera del planeta.

SkyCrane, vehículo fundamental para la misión Curiosity
SkyCrane, vehículo fundamental para la misión Curiosity

 Si durante los 7 minutos de entrada a la atmósfera, la misión sufre cualquier accidente y fracasa, los datos aportados por Mars Express serán utilizados para evaluar errores y mejorar los trabajos en futuras misiones. Pero más allá de las infinitas complicaciones que puede traer este momento, mucha gente se pregunta cuál es la verdadera razón por la cual el mecanismo de descenso es tan elaborado, con múltiples etapas que, por lógica, son propensos a fallar. Además, el lugar seleccionado para el descenso, el Crater Gale, no es un escenario sencillo para desarrollar un trabajo que se presenta complejo por donde se lo observe. La respuesta a estos dos interrogantes vienen juntas. El SkyCrane, la grúa que descenderá con sus retro-cohetes suavemente sobre el planeta y depositará el laboratorio Curiosity, deberá hacerlo en un terreno donde existe una cantidad muy rica de capas geológicas expuestas; estamos hablando del cráter de un volcán. Así como los helicópteros hacen descender un vehículo de combate en una zona bélica, SkyCrane deberá depositar a MSL Curiosity en un lugar muy específico y puntual. Por supuesto que se podría haber elegido una llanura como lo se hizo con Spirit y Opportunity, pero aquí, lo valioso es el lugar de descenso.

Capas geológicas expuestas dentro del Cráter Gale y que Curiosity intentará estudiar
Capas geológicas expuestas dentro del Cráter Gale y que Curiosity intentará estudiar

 Así como los geólogos estudian las capas de sedimento en la corteza terrestre y pueden explicarnos como fue la vida hace millones de años en Tierra, MSL Curiosity pretende hacer algo similar en Marte, en un lugar que se presenta muy favorable para este estudio. De esta manera, los científicos podrán conocer la rica historia que Marte puede esconder en sus capas geológicas. No podemos ser ingenuos y pensar que vayan a buscar minerales o sólo agua. La misión buscará en forma especial, las condiciones climáticas que pudo haber tenido el planeta en millones de años y si allí existió en realidad el clima propicio para albergar algún tipo de vida. Como es lógico de suponer, si estas evidencias se encuentran, todo indica que a medida que los estudios avancen, algún fósil haga su presentación y si esto sucede, toda la ciencia del mundo se rendirá a los pies del MSL Curiosity. Por esta sencilla razón, SkyCrane es necesaria en esta misión, por el lugar específico seleccionado para el descenso.

Representación del Cráter Gale, destino del MSL Curiosity
Representación del Cráter Gale, destino del MSL Curiosity

 Para hacer más interesante aún la espera, hasta la llegada de las instancias decisivas de esta misión, en el Foro de NeoTeo, Ricardo nos ha acercado el enlace (que te dejamos al final del artículo) para descargar un simulador que nos posiciona como si fuésemos una nave escolta del MSL Curiosity en su viaje hasta Marte. Un simulador, al mejor estilo Google Earth, que te permite observar cada movimiento de la nave controlando su velocidad, la distancia al punto de llegada, su orientación y muchos otros detalles que la convierten en una fuente de información muy útil, si es que te interesa saber por donde está Curiosity a cada momento. Además, como te mencionamos al principio, nadie se quiere perder este suceso para la ciencia en todo su conjunto; ni siquiera los Angry Birds que ya tienen lista una actualización de su versión “Space”, que llegará al público entre fines de Agosto y principios de Noviembre, según informó Rovio. El mundo espera y nosotros estamos para informarte día a día los acontecimientos.

Informe del 03 de agosto de 2012



Con menos de 3 días antes del aterrizaje en el planeta rojo, MSL Curiosity se mantiene en buen estado de salud, con todos los sistemas operativos, tal como se esperaba. Dada la trayectoria coherente y estable de la nave en la actualidad, los encargados del proyecto decidieron que, tanto la maniobra de corrección de trayectoria planeada (TCM-5), como la actualización correspondiente a los parámetros de los eventos de software (autónomos de control) que se utilizarán durante la entrada, descenso y aterrizaje, no serán necesarios por ahora. A partir de hoy a las 15:35 GMT, el MSL Curiosity se encontraba aproximadamente a 753.200 kilómetros de Marte, es decir, un poco menos del doble de la distancia de la Tierra a la Luna. Se desplaza a aproximadamente 12.873 Kilómetros por Hora (8 Mil Millas por Hora). Esta velocidad ira aumentando a cerca de 21.240 Kilómetros por Hora (13.200 Millas por Hora) a medida que alcance las partes superiores de la atmósfera marciana.


Escribir comentario

Comentarios: 0