El superordenador de Stephen Hawking (COSMOS)

Incluso las mentes más extraordinarias de nuestra época pueden recibir ayuda tecnológica, y por razones evidentes, Stephen Hawking no es la excepción. Pero en esta oportunidad, la “ayuda” no está relacionada con la terrible enfermedad que lo afecta, sino con explorar y estudiar todo lo que sea posible de nuestro Universo. Se trata del superordenador COSMOS instalado en el edificio de investigación distribuida de la Universidad de Cambridge. Es el sistema de memoria compartida más poderoso de todo el continente europeo, algo respaldado por los más de 1,800 procesadores Xeon E5 que le dan forma.



El espacio ha ganado un lugar en los medios durante las últimas horas, cortesía de la llegada de Curiosity a territorio marciano, y el envío de las primeras imágenes. Pero explorar el Universo (permítanme usar esa palabra, a pesar de que de Marte sea prácticamente un vecino) no sólo depende de enviar sondas. Hay teorías que deben ser confirmadas o refutadas, modelos matemáticos que necesitan ser comprobados, y nuevas ideas que demandan lo mejor de nuestra tecnología. Stephen Hawking es un hombre que no necesita presentación alguna. Y a pesar de las limitaciones que sufre, es evidente que continúa trabajando. Alcanzar alguna forma de “teoría unificada” es “el” gran desafío de muchos físicos alrededor del globo, incluyendo a Hawking. No es algo de lo que estemos particularmente cerca, pero con la asistencia de superordenadores, al menos nos desplazamos en la dirección correcta.

COSMOS es el más poderoso de su clase en Europa, pero ya tiene una actualización programada
COSMOS es el más poderoso de su clase en Europa, pero ya tiene una actualización programada

Uno de esos superordenadores es COSMOS, instalado en el edificio “DiRAC” de la Universidad de Cambridge. Creado por nada menos que SGI, el sistema COSMOS posee 1,856 procesadores Intel Xeon E5. El total de memoria global compartida asciende a 14.5 terabytes, convirtiéndose en el más poderoso de su tipo en todo el continente europeo. Tomando las palabras del mismo profesor Hawking, la cosmología es ahora una “ciencia de precisión” y los sistemas como COSMOS son necesarios para investigar si los modelos matemáticos “son correctos”. La universidad ha informado que ya hay una actualización programada para COSMOS, la cual estará basada en los coprocesadores Intel Xeon Phi

Aunque COSMOS no es el primer superordenador que se utiliza en el estudio del Universo, todo nos lleva a pensar que tampoco será el último. La capacidad de procesamiento del hardware se ha incrementado drásticamente en los últimos años. El mismo concepto de superordenador ya no es económicamente prohibitivo, y la relación entre rendimiento y costo tiende a ser inversamente proporcional. Además, tampoco debemos olvidar a lo que está por venir. Si la computación cuántica llegara en un tiempo prudencial, y fuera posible aplicarla a esta clase de estudios y simulaciones, quién sabe las cosas que se podrán descubrir.


Escribir comentario

Comentarios: 0