¿Encontraron el esqueleto de la Mona Lisa?

Un grupo de arqueólogos afirma haber encontrado un esqueleto completo enterrado debajo del piso de un convento abandonado en Florencia, Italia, que podría pertenecer a Lisa Gherardini, la mujer que se cree que inspiró la pintura de la Mona Lisa de Leonardo da Vinci.
Los huesos aparecieron bajo las ruinas del altar de la iglesia del convento de Santa Úrsula.

“Sin duda alguna, el altar data de la misma época de Lisa Gherardini”, afirmó Valeria D'Aquino, arqueóloga de la Superintendencia de la Toscana.
D'Aquino y sus colegas tuvieron que excavar y atravesar 30 centímetros de cemento para descubrir la cripta de ladrillos que contenía los huesos.

 

La recuperación de los huesos, que comenzó el año pasado, pretende reconstruir el rostro de Lisa para determinar si sus características faciales coinciden con las de la icónica pintura que se exhibe en el Museo del Louvre de París.
De hecho, la gran mayoría de los expertos creen que la Mona Lisa, conocida como La Gioconda en italiano o La Joconde en francés, es el retrato de Lisa Gherardini, miembro de una familia perteneciente a la nobleza menor y de origen rural, que se casó con el próspero comerciante Francesco del Giocondo.

 

Este ambicioso proyecto está dirigido por Silvano Vinceti, presidente de una organización privada conocida como el Comité Nacional para la Promoción de la Herencia Histórica y Cultural.
Famoso por sus controvertidas declaraciones, como la que afirmaba que existen letras y números ocultos dentro de la pintura de la Mona Lisa, Vinceti justificó su investigación en el convento en unos documentos hallados hace algunos años por el historiador Giuseppe Pallanti.

 

“Lisa Gheradini existió realmente y llevó una vida bastante ordinaria”, declaró Pallanti a Discovery Noticias, quien no participa en el proyecto.

 

El historiador registró la vida de Lisa desde su nacimiento el 15 de junio de 1479, hasta su muerte a los 63 años.
Durante su investigación, Pallanti descubrió varios documentos importantes entre los que se encontraba el testamento de Francesco del Giocondo. En dicho testamento, el comerciante le pedía a su hija menor, Marietta, que cuidara de su amada esposa, Lisa.
En aquella época Marietta, una de los cinco hijos de Lisa y Francesco, se ordenó como monja y se llevó a su madre al cercano convento de Santa Úrsula.

 

Según un documento conocido como el “Libro de los Muertos”, hallado por Pallanti en los archivos de la iglesia, Lisa permaneció allí hasta su muerte.

 

“Lisa di Francesco Del Giocondo murió el 15 de julio de 1542 y fue enterrada en Santa Úrsula”, decía el documento.

 

El registro indica que a su funeral acudió toda la parroquia, lo que demuestra que Lisa era bastante conocida en la sociedad florentina.
Vinceti declaró que los huesos hallados serán sometidos a estudios de radiocarbono, análisis históricos y pruebas de ADN.
“Si los huesos resultan ser de una mujer, se plantearán dos posibilidades. O pertenecen a la integrante de la nobleza María del Riccio o a Lisa Gherardini. Según los registros históricos, sólo estas dos mujeres (que no eran monjas) recibieron entierros especiales en el convento”, declaró Vinceti al periódico local La Nazione.

 

Eventualmente, se realizarán comparaciones con el ADN de Bartolomeo y Piero, los hijos de Lisa que están enterrados en la iglesia de la Santísima Annunziata de Florencia.


Escribir comentario

Comentarios: 0