Disney revoluciona la reconstrucción de rostros en 3D

Los proyectos animados podrán ser muy complejos y costosos de llevar adelante, pero en la gran mayoría de los casos se han convertido en una garantía de taquilla para Hollywood y sus asociados. No hace falta recordar la intervención crítica de la animación en titanes como Avatar, pero la clave está en no quedarse cruzado de brazos, y así es como la división Zurich de Disney Research ha presentado una nueva tecnología de reconstrucción 3D, tan precisa y avanzada que puede registrar incluso las irregularidades del vello facial, abarcando barbas, bigotes, y cejas.



Mientras estaba repasando el contenido de esta nota, una película vino a mi mente. Lo más probable es que a medida que avancen en estas líneas, a cada lector se le manifieste un filme diferente, pero en mi caso fue “Beowulf”. ¿Recuerdan a Beowulf? Esa película cumplirá cinco años el próximo 16 de noviembre. Robert Zemeckis decidió implementar algunas técnicas derivadas de “The Polar Express”, llevando la tecnología al límite en 2007. Para los parámetros y las exigencias actuales, ambas películas pueden parecer obsoletas, pero son excelentes ejemplos del esfuerzo que la industria cinematográfica ha realizado a la hora de hacer “más reales” a los personajes animados. En esta oportunidad, saltemos de Warner a Disney, o mejor dicho, a la división Zurich de Disney Research. En lo que fue el marco de la pasada conferencia SIGGRAPH, Disney Research presentó un nuevo sistema de captura y reconstrucción facial... pero lo mejor será que lo veas en acción.

De acuerdo a las propias palabras de los responsables en Disney Research, este sistema está basado en un algoritmo con la capacidada concentrarse en el vello facial, un aspecto que es ignorado por las tecnologías de captura ya conocidas. El sistema depende de un total de 14 de cámaras que pueden obtener la información suficiente en apenas una sola exposición. Al momento de la reconstrucción, cada cabello es detectado, rastreado, y representado en tres dimensiones. Si a esto le sumamos un algoritmo de reconstrucción de piel, el sistema no sólo renderiza barbas y cejas, sino que también puede lidiar automáticamente con aquellas zonas “cubiertas” por el vello. Cuando debe trabajar sobre regiones más densas, recurre a un esquema de síntesis de cabello con el objetivo de crear fibras que igualen lo mejor posible a los datos originales.

En una palabra, excelente. Aunque la demostración técnica ha sido realizada sobre modelos estáticos, no podemos esperar a ver a este nuevo método en una película, o por qué no en un videojuego (después de todo, una tecnología podría ser licenciada). Hasta aquí, los métodos de captura han considerado al vello facial como un detalle menor y fácilmente reemplazable con ajustes de texturas, pero eso ya no es válido. En el duro camino de la búsqueda de realismo, ni siquiera una barba mal afeitada puede ser ignorada, y Disney parece haber dado un paso gigantesco. Esto definitivamente debería elevar la barra de calidad.

Compartelo en tu red social favorita


Escribir comentario

Comentarios: 0