Un avión de la NASA cosecha polvo de estrellas

El avión científico ER-2 de gran altitud de la NASA acaba de regresar a la Tierra después de completar tres vuelos de ocho horas dedicados a recolectar el polvo cósmico generado durante la lluvia de estrellas de las Perseidas. Las muestras recogidas proporcionarán información sobre el origen y la historia del sistema solar. Aunque la lluvia de estrellas solo es visible para el ojo humano durante la noche, la nave ha trabajado a plena luz del día.

Para llevar a cabo su misión, el avión debe alcanzar una altitud superior a los 19.800 metros. En ese momento el piloto activa los colectores, que tienen forma de concha, dejando al descubierto unas almohadillas impregnadas con una aceite de silicona pegajoso y estéril. Las puertas se cierran con la nave desciende, sellando las almohadillas, que a su regreso a tierra firme se envían al Centro Espacial Johnson de la NASA en Houston para una caracterización preliminar de la “cosecha” de polvo estelar por parte de su equipo científico.

Este es el avion


Escribir comentario

Comentarios: 0