Sistema que permite a una cámara para robots moverse como lo haría un ojo humano

Entre muchas otras aplicaciones, este logro podría ayudar a que las herramientas robóticas sean más seguras y eficaces para ciertas labores de cirugía y de rehabilitación física de personas.

Un componente clave del nuevo sistema de control es un accionador piezoeléctrico especial que utiliza una novedosa tecnología de inspiración biológica que permitirá que un ojo robótico pueda moverse de un modo muy similar a como lo hace un ojo real.

Esta tecnología, desarrollada por el equipo de Joshua Schultz y Jun Ueda, del Instituto Tecnológico de Georgia (Georgia Tech) en Atlanta, Estados Unidos, también sentará las bases para investigar cuestiones relativas a sistemas que poseen gran cantidad de unidades activas funcionando juntas. Sus aplicaciones potenciales incluyen robots industriales, quirúrgicos, de rehabilitación fisioterapéutica, y de asistencia inteligente en general.

Los materiales piezoeléctricos se expanden o contraen cuando se les aplica electricidad, lo cual brinda una vía para transformar las señales recibidas en movimiento. Este principio es la base de los accionadores piezoeléctricos que han sido usados en numerosas aplicaciones, pero su utilización en aplicaciones de robótica ha sido limitada debido al desplazamiento minúsculo de los sistemas disponibles.

El nuevo concepto de accionador piezoeléctrico celular desarrollado por el equipo de investigación tuvo como inspiración una estructura muscular biológica.

Además de su mayor eficacia, esta nueva tecnología utiliza menos energía que los mecanismos tradicionales de posicionamiento de cámaras.


Escribir comentario

Comentarios: 0