El océano bajo una luna de Júpiter, muy profundo

El interior de la luna Europa, tal y como lo conocemos en la actualidad
El interior de la luna Europa, tal y como lo conocemos en la actualidad

Una investigación sugiere que el agua líquida cercana a la superficie de la helada Europa es una excepción y las futuras misiones tendrán que cavar mucho para encontrarla

La luna Europa
La luna Europa

La helada Europa, una de las más intrigantes lunas de Júpiter, puede esconder bajo su superficie un océano subterráneo de agua líquida. Sin embargo, las futuras misiones para explorar este enorme lago tendrán que cavar muy profundo, según una investigación presentada en el Congreso de Ciencia Planetaria que se celebra estos días en Madrid. El nuevo estudio sugiere que el agua no se queda en estado líquido cerca de la superficie de Europa durante más de unas pocas decenas de miles de años, un abrir y cerrar de ojos en términos geológicos. El resto del tiempo, migra a las entrañas de este mundo.

Europa está compuesta principalmente de roca y hierro, con una capa de agua a unos 100 km de profundidad bajo la corteza de hielo sólido. El océano se calienta lo suficiente para mantener su estado líquido por el «tirón gravitatorio» que Júpiter ejerce sobre su luna.

El agua cerca de la superficie de Europa migra hacia abajo
El agua cerca de la superficie de Europa migra hacia abajo

Estas bolsas de agua líquida podrían estar atractivamente cerca de la superficie. Sin embargo, Klára Kalousová, de la Universidad de Nantes y de la Universidad Charles de Praga, cree que este fenómeno sería, en realidad, de corta duración. «Un océano global de agua puede estar presente, pero relativamente muy por debajo de la superficie, alrededor de 25 a 50 km. Puede haber áreas de agua líquida a profundidades menores, es decir, aproximadamente 5 km, pero sólo existirían durante unas pocas decenas de miles de años antes de migrar hacia abajo», dice la científica.

En Encélado y Titán

 

Kalousová ha llegado a estas conclusiones gracias a modelos matemáticos de mezclas de agua líquida y hielo sólido bajo condiciones diferentes. Encontró que, debido a factores tales como la densidad y las diferencias de viscosidad, el agua líquida migra rápidamente hacia abajo a través del hielo parcialmente fundido y eventualmente alcanza el océano bajo la superficie..

Kalousová cree que otros lugares de nuestro Sistema Solar se pueden analizar utilizando este trabajo, como las lunas heladas que son geológicamente activas, como Encélado, y mundos que tienen ciclos que conectan el interior con un ambiente superficial, como Titán.


Escribir comentario

Comentarios: 0