Radio Milenio 3: 'El hombre de Hierro'

Hablamos del hallazgo de una enigmática estatuilla robada por los nazis que representa al dios Vaisrvana y se ha encontrado con una esvástica grabada en bajo su pecho

 

Además, nuevos descubrimientos sobre el ADN basura. La ejecución de una exorcista en Japón por acabar con la vida de seis pacientes ha causado auténtica conmoción en el país nipón y un estremecedor testimonio que ha llegado al programa acerca de un posible comercio de carne humana en Nigeria...

La estatuilla nazi

La noticia hace recordar a la trama de una película de Indiana Jones y, sin embargo, es la pura actualidad. En 1938, durante una expedición nazi al Tíbet, fue hallada una misteriosa estatuilla que fue bautizada como "el hombre de hierro". De 24 cm de alto y 10 kg de peso, representa al dios Vaisrvana. Lo extraño es que bajo su pecho aparecía grabada una esvástica.

Ahora, la revista Meteoritics & Planetary Science informa de que el material en que fue esculpida es extraterrestre...


Enigmas del ADN basura

Recientemente un nuevo estudio ha sacado a la luz que la información contenida en el ADN basura, antes considerada inútil, es, en realidad, esencial para el genoma humano, ya que sin ella los genes no funcionarían y se produciría la aparición de nuevas enfermedades.

Además, analizamos otros descubrimientos llevados a cabo por el ENCODE (Enciclopedia de los Elementos del ADN), una investigación de gran envergadura que está llevándose a cabo en la actualidad.

Exorcismo en Japón

Sachiko Eto, una curandera de 65 años, ha sido ejecutada en Japón por causar la muerte de seis personas durante diversos rituales de exorcismos.

Ocurrió entre 1994 y 1995, cuando las víctimas fueron golpeadas hasta muerte durante los ritos para ser liberados del diablo. Los cuerpos fueron hallados en avanzado estado de descomposición en el interior de la casa de la exorcista.

Créalo o no: Mercados de carne humana

Esta semana llegó al e-mail del programa un estremecedor testimonio que denunciaba un verdadero comercio del horror: mercados de carne humana en el corazón de África.

Durante un viaje a Nigeria, el testigo fue acompañado a visitar el interior de una carpa gris rodeada de coches de lujo en el exterior de la ciudad. Allí presenció una escena que no ha podido olvidar: varios puestos sobre los que descansaban ojos, lenguas y otros trozos de carne humana, allí expuestos para su expresa venta. Una carne que él mismo, sin saberlo, había probado la noche anterior durante la cena. Espantado, el testigo regresó a su ciudad de origen.


Escribir comentario

Comentarios: 0