El Curiosity, a punto de agujerear Marte

El rover Curiosity de la NASA se prepara para su próxima misión que, según ha explicado la agencia espacial estadounidense, consistirá en recoger las primeras muestras de arena de la superficie de Marte. Para ello, el vehículo cavará en el suelo de una zona conocida como 'Rocknest' (con abundante material arenoso) con su espátula en forma de almeja y recolectará una medida de arena del tamaño de una aspirina a los laboratorios a bordo para su análisis.

Este proceso involucra a gran parte de la maquinaria del Curiosity, con necesidad de que algunos mecanismos sean accionados desde el control en la Tierra, por lo que los ingenieros de la NASA han advertido que todo el proceso será "largo". De hecho, los expertos han indicado que lo importante de esta nueva misión del rover es más la comprobación de que los mecanismos funcionan bien y que se trata de un método correcto para recoger pruebas, que el hallazgo de datos en sí. "Se espera que los resultados del análisis del suelo de Marte den como resultado basalto corroído y roca volcánica", lo que se sabe que compone el suelo del Planeta rojo.

Por ello, un objetivo clave en esta operación será limpiar a fondo los mecanismos internos de la herramienta del brazo robótico que hace el trabajo de cavar (llamado Chimra). Según han indicado los científicos de la NASA, aunque está ensamblada en condiciones de esterilización extrema en la Tierra, habría adquirido una capa de película aceitosa del aire. Esta capa contaminaría los resultados del análisis. Por este motivo, el equipo de la misión tiene previsto que el rover realice varias excavaciones antes de recoger la muestra oficial. "A medida que la herramienta va manipulando y extrayendo tierra marciana la capa aceitosa irá desapareciendo y Chimra se irá depurando", ha informado la NASA.
Más delgado que un cabello

El principal encargado de esta misión, Daniel Limonadi, ha explicado que "se sacará un puñado de arena y se le hará vibrar en todas las formas diferentes posibles dentro de Chimra, para que se extienda por toda la superficie de la herramienta". "Luego el rover se deshará de todo ese material y se repetirá hasta tres veces, para que termine de limpiar todo", ha concluido. En cuanto a la muestra 'oficial', Chimra recogerá una pequeña muestra de suelo que 'entregará' a los laboratorios de Curiosity-Sam y CheMin- que efectuarán los análisis químicos y mineralógicos. Además, la arena será tamizada para asegurar que únicamente llegue a los instrumentos material de grano fino, de un diámetro menor al del cabello humano.


Escribir comentario

Comentarios: 0