BendDesk: Escritorio curvo con capacidad multi-touch

Las interfaces táctiles están explorando diferentes maneras de independizarse de los formatos móviles, e ingresar a otros espacios tradicionales. Con la combinación adecuada de proyectores, cámaras y software, casi cualquier superficie puede dar paso a una interfaz multi-touch, y así lo demuestra el proyecto conocido como BendDesk. La fusión entre el escritorio clásico y la tecnología multi-touch puede que aún esté un poco lejos del usuario común, pero no quedan dudas de que el BendDesk parece estar caminando en la dirección correcta.



Para muchos usuarios, tocar la pantalla es algo instintivo. Es posible comprobarlo cuando están cerca de un ordenador y llevan el dedo a la pantalla para señalar algo, aún cuando la pantalla no tiene capacidad táctil (sin mencionar los gritos posteriores por marcar la pantalla). Personalmente, ya conocen mi opinión: Soy un jinete del teclado, y comprendo que se está haciendo cada vez más difícil dejar satisfechos a ambos lados. Uno de los casos más relevantes está en Windows 8. Se ha acusado a Microsoft en repetidas ocasiones de enfocarse demasiado sobre el aspecto táctil, cuando en realidad las capacidades del teclado bajo ese sistema operativo no sido del todo limitadas. De todos modos, es evidente que muchos apuestan al soporte táctil en sistemas y espacios más convencionales, quebrando el concepto de interfaz asociada a un dispositivo específico.

Uno de los mejores ejemplos comerciales ha sido Microsoft PixelSense (previamente Surface, el nombre ahora pertenece a la serie de tablets), pero en esta oportunidad, nos encontramos con BendDesk. Aunque no deberían existir mayores inconvenientes al utilizar una pantalla táctil gigante como mesa de trabajo (más allá del costo, por supuesto), BendDesk ha logrado reinterpretar al escritorio tradicional, gracias a un formato curvo con capacidad multi-touch. En el prototipo intervienen un total de dos proyectores, tres cámaras, y luces LED infrarrojas. El BendDesk ha sido desarrollado en el Media Computing Group de la Universidad RWTH Aachen. Aunque no es el primer proyecto de esta clase (Microsoft ha trabajado en algo parecido, al igual que la Universidad de Munich), el vídeo del BendDesk demuestra una funcionalidad considerable más allá de su calidad de prototipo, incluyendo un juego en el que participan dos personas.

¿Cuánto habrá que esperar para ver oficinas con escritorios similares al BendDesk? Honestamente no lo sabemos. La velocidad de adopción en el mundo empresarial tiende a ser un poco más conservadora, por lo que es posible que desarrollos similares lleguen primero al consumidor promedio, siempre y cuando la inversión a realizar sea razonable. El multi-touch está muy arraigado en tablets y smartphones, y lentamente se está abriendo paso en portátiles y sistemas de escritorio. Sin embargo, el hecho de convertir al escritorio mismo en una pantalla multi-touch gigante tal vez requiera de otra clase de “adaptación” por parte de los usuarios.


Escribir comentario

Comentarios: 0