La misteriosa partícula de Marte no era más que un trozo del Curiosity o eso dicen....

El vehículo Curiosity continúa su periplo por el planeta rojo y aún nos ofrecerá tardes gloriosas con fotografías, análisis y hallazgos sorprendentes… pero hoy va a ser que no. Hace unos días os comentábamos aquí en Gizmodo la curiosidad que había despertado en toda la comunidad científica el hallazgo en una de las fotografías efectuadas por las cámaras a bordo del rover de una misteriosa partícula situada en el suelo de Marte. Ya ha sido analizada y podemos seguir durmiendo tranquilos, no era una pieza de un arma con la que los marcianos pretendieran invadirnos.

De hecho no era un objeto marciano en absoluto sino que la pieza pertenecía a parte del aislante del propio Curiosity, probablemente desprendido en el descenso o el atarrizaje del módulo.

Esto da la razón a la estrategia de la NASA de alejar al Curiosity de su lugar de aterrizaje antes de proceder a iniciar su investigación para poder así descartar cualquier tipo de contaminación.

El pequeño objeto brillante que aparecía en las fotos finalmente no es más que una envoltura de plástico brillante que puede haberse desprendido del recubrimiento del brazo robótico.

En cualquier caso las fotografías sí han revelado otras pequeñas partículas, no tan llamativas, pero igualmente interesantes, que tras análisis preliminares sí parecen corresponder a Marte. Se sospecha que podría tratarse de silicatos, lo que sería una gran noticia porque estos minerales indicarían presencia de agua.


Escribir comentario

Comentarios: 0