Los centros de datos de Google, vistos como nunca antes

Se trata de una oportunidad inesperada, y probablemente sin igual dentro del mundo informático. En ocasiones previas habíamos explorado algunos de los aspectos más importantes del cuartel general del Google, pero en esta ocasión, el gigante de Mountain View ha decidido abrir las puertas de algunos de sus centros de datos alrededor del mundo, con una galería de imágenes sencillamente extraordinaria. Desde el diagnóstico de servidores individuales hasta sistemas de refrigeración a gran escala, la atención al detalle que aplica Google en sus instalaciones deja en evidencia por qué es una de las compañías más valoradas y populares de la actualidad.



Cuando un usuario utiliza el motor de búsqueda de Google o reproduce un vídeo en YouTube, su preocupación principal es que todo funcione correctamente. El contacto entre el usuario y los servicios de Mountain View tiene cierto aspecto “superficial”, porque a la mayoría solamente le interesa el servicio, y no la forma en que lo brindan. Sin embargo, en más de una ocasión nos hemos hecho esa pregunta. Ya fue posible explorar el Googleplex, esa dimensión paralela que cumple el rol de cuartel general para una legión de empleados con una dinámica que rompe y reescribe reglas diariamente. ¿Pero qué hay de los centros de datos? ¿Las salas de servidores? ¿Los sistemas de cableado y la infraestructura de refrigeración? ¿Dónde están las instalaciones que forman el sistema nervioso de los servicios de Google?

El color es una constante en los centros de datos de Google, y va mucho más allá de lo estético
El color es una constante en los centros de datos de Google, y va mucho más allá de lo estético



Una de ellas se encuentra en Council Bluffs, en el estado de Iowa. Su superficie supera los 10.680 metros cuadrados, un número que no le hace justicia a lo que Google logra transmitir a través de su galería de imágenes. Otro de los centros de datos se ubica en Oregón, con tuberías de colores que parecen sacadas de un juego para niños, pero que cumplen un papel crítico a la hora de refrigerar los sistemas. La destrucción de discos duros dañados en Bélgica (para preservar la privacidad de los usuarios), una sala de servidores bañada en luz LED azul en Georgia, y el sistema de refrigeración con agua de mar en el centro de datos de Hamina complementan a esta extraordinaria galería.

Excelente captura de la sala de servidores en el centro de datos de Douglas, Georgia
Excelente captura de la sala de servidores en el centro de datos de Douglas, Georgia

Por supuesto, Google también le hace un lugar a aquellos que hacen todo esto posible. Técnicos, ingenieros, operarios e inspectores de diferentes regiones del globo trabajan en conjunto para que el gigante de Mountain View conserve dicho adjetivo. Si colocamos en perspectiva a las más de tres mil millones de búsquedas diarias, el promedio de 72 horas por minuto de vídeos que se cargan a YouTube y los más de 400 millones de usuarios de Gmail (cada uno con 10 GB de espacio gratuito disponible), semejante despliegue tecnológico no sólo resulta razonable, sino que es necesario. Y a eso, debemos sumar todo lo que no nos están enseñando en esa galería. Esa es la envergadura de Google.

Visita la galería:  Haz clic aquí


Escribir comentario

Comentarios: 0