CHAMP, el misil que va apagando ordenadores a su paso

En la Segunda Guerra Mundial los londinenses vivían atemorizados por las sirenas que indicaban los virulentos ataques de las V2, los emisarios voladores de muerte y destrucción que llegaban desde la Alemania nazi. En el futuro el terror puede llegar también en forma de misil aunque este del que os hablamos hoy no causará tanta destrucción porque no explota, pero puede ocasionar algo mucho más temible si sois un poquico como Enjuto Mojamuto. El misil CHAMP va apagando los ordenadores y demás aparatos electrónicos que se encuentran por debajo de su ruta.

Mediante potentes ondas de radio CHAMP es capaz de dejar frito cualquier aparato electrónico que sobrevuele en su trayectoria.

El nombre es el acrónimo en inglés de Proyecto Avanzado de Misil de Contraataque Electrónico mediante Microondas de Alta Energía. En español podría ser PAMCEMAE, pero casi parece el nombre de un jugador de fútol con cierto parecido con el prota de “Transformers”.

El misil fue probado con éxito la semana pasada en el desierto occidental de Utah y se pudo comprobar como al sobrevolar un edificio de dos pisos de altura su equipamiento enviaba unas potentes microondas que inutilizaron todos los aparatos electrónicos que se encontraban en funcionamiento en la construcción. Hacemos énfasis con lo de “en funcionamiento” porque al parecer la única forma de evitar los efectos de CHAMP sería tener apagados los instrumentos electrónicos que queramos salvar. De hecho el test funcionó con tanto éxito que incluso se apagaron las cámaras con las que se realizaba el seguimiento al desarrollo de la misión.

Las posibilidades que esto abre en el campo de batalla de la guerra moderna y del armamento no letal son remarcables y nos recuerdan inevitablemente a ese lugar común de algunas películas de acción con el famoso pulso electromagnético con el que los malos fríen los ordenadores de los buenos o al revés.

Hablábamos de armamento no letal pero un cacharro de estos en medio de una moderna urbe dejaría las calles llenas de gente llorando por sus móviles/tablets/portátiles/MP3/cámaras/etc inutilizados.


Escribir comentario

Comentarios: 0