Venus Palermo, una muñeca viviente que arrasa en las redes sociales

Esta londinense de 15 años usa todo tipo de trucos de belleza para convertirse todos los días en una barbie humana

La moda de convertirse en una muñeca viviente crece día tras días entre las jóvenes. Después de la popular Dakota Rose y la ucraniana Anastasiya Shpagina, la última en sumarse a esta tendencia ha sido la londinense Venus Palermo, quien, a sus 15 años, está revolucionando las redes sociales con sus imágenes y consejos para convertirse en una Barbie humana

Palermo vive en Brixton, un pequeño barrio al suroeste de Londres, y es más conocida en la red como Venus Angelic. Al parecer, su estética gusta a muchas jóvenes, pues su canal de Yotubue ha recibido ya más de 30 millones de visitas. Además, en las últimas semanas se ha consolidado como un fenómeno mundial al conceder entrevistas a varios canales de televisión.

Sus trucos, los cuales explica en los casi 80 videos que ha subido a la red, son relativamente sencillos: el primer paso es apostar por ponerse lentes de contacto con un color opaco, lo que provoca un símil espectacular al de una muñeca. A continuación, y para ser una Barbie humana, Palermo utiliza maquillaje blanco y polvos compactos para que su piel se parezca a la porcelana. Finalmente, hace uso de una sombra de ojos rosa claro y un vestido en tonos pastel para terminar su metamorfosis.


Entre sus trucos se encuentra el usar lentes de contacto opacas

 

 

Al parecer, la pequeña tiene claro que continuará apostando por este tipo de look, que descubrió hace dos años en un curioso viaje a Japón: «Voy a seguir vistiéndome así toda la vida porque me hace feliz», sentencia. A pesar de ello, Palermo ha destacado que normalmente encuentra mensajes o comentarios en las redes sociales en los que los usuarios la acusan de ser un mal ejemplo para los niños o califican lo que hacen como un «horror»

Por su parte, su madre no duda en atajar todos estos comentarios de raíz: «Estaría horrorizada si llegara a casa embarazada, pero no puedo estarlo sólo porque sea una inocente y buena chica a la que le gusta la ropa bonita, los volantes y las cintas», explicó su progenitora en una entrevista.

Esta joven, que habla varios idiomas (alemán, inglés, japonés y español, entre otros), es sólo una de las últimas que se han unido a esta moda, que tiene cada vez más adeptos en Japón. Sin embargo, no hace las delicias de todos, pero, lo que sucederá ahora sólo el tiempo lo dirá.


Escribir comentario

Comentarios: 0