“La verdad sobre el mini extraterrestre de Chile”

Los restos de una extraña criatura fueron hallados hace diez años, en el desierto de Atacama, en Chile. Medía apenas quince centímetros, tenía dientes duros, un cráneo abultado con una extraña protuberancia en su parte superior, un torso oscuro y escamoso, y estaba provisto de nueve costillas. En el momento de su descubrimiento, los científicos, desorientados, se limitaron a llamarlo “Ata”, o “Humanoide de Atacama”. Para la opinión pública, pasó llamarse “el mini-extraterrestre del desierto”. 

Lo cierto es que actualmente, una década más tarde, pudo conocerse la primera respuesta científica que aborda su misterio: luego de analizar su ADN, el Director de biología de células madre de la Universidad de Stanford, Garry Nolan, afirmó que se trata de un humano. “Puedo decir con absoluta certeza que no es un mono. Es humano. Vivió hasta una edad de seis a ocho años. Respiraba, comía, metabolizaba. No puede saberse cuál era su tamaño al momento de nacer”, Afirmó Nolan. Una certeza, entonces, que abre aún más interrogantes acerca de esta enigmática criatura. La investigación al respecto fue reflejada por el documental “Sirius”.


Escribir comentario

Comentarios: 0