El Sol la suelta bien grande

El Sol emitió el pasado 3 de mayo una llamarada solar de clase M5.7, un bombazo de radiación que, aunque no es el más potente que es capaz de lanzar nuestra estrella, sí lo suficiente como para perturbar la atmósfera en la zona en la que viajan las señales de comunicaciones y de GPS. Por supuesto, no puede afectar a los seres humanos en tierra.

Las llamaradas de clase M son las erupciones más débiles que todavía pueden causar algunos efectos en el clima del espacio cercano a la Tierra. Según informa la NASA, en la actualidad se registra un mayor número de brotes de este tipo debido a que el ciclo de once años de actividad solar está aumentando hacia su máximo, que se espera a finales de 2013.
Esta llamarada no es especialmente distinta de otras registradas en el Sol, pero la imagen obtenida por el Observatorio de Dinámica Solar (SDO, por sus siglas en inglés) de la NASA es realmente espectacular. 


Escribir comentario

Comentarios: 0