Regreso a la Tierra de la Soyuz TMA-07M

Apenas dos días después de llevar a cabo un paseo espacial para reemplazar una bomba en el sistema de refrigeración que mostraba un escape de amoniaco, Tom Marshburn, junto a sus compañeros Roman Romanenko y Chris Hadfield, embarcó en su nave espacial y regresó a la Tierra, finalizando así su misión.

El 12 de mayo se llevó a cabo la ceremonia de transferencia de mando. Hadfield dejaba así de ser comandante de la estación espacial internacional, responsabilidad que adoptó Pavel Vinogradov. Al día siguiente, después de las despedidas de rigor, tanto Hadfield como Romanenko y Marshburn penetraban en la cápsula Soyuz TMA-07M y se preparaban para abandonar el complejo.

La separación, desde el módulo Rassvet, se produjo a las 23:08 UTC. A la 01:37 UTC del 14 de mayo, el vehículo encendía su sistema de propulsión y frenaba su marcha, abandonando su órbita e iniciando el descenso a través de la atmósfera. El aterrizaje ocurrió a las 02:31 UTC, en las estepas de Kazajstán. Finalizaba así la Expedición número 35, tras 2.336 órbitas y 146 días en el espacio, 144 de ellos a bordo de la estación internacional.

Los tres hombres fueron extraídos normalmente de su cápsula, examinados en una tienda de campaña por los médicos desplazados, y finalmente trasladados en helicóptero.

En el espacio, se inicia oficialmente la expedición número 36. Junto al comandante Vinogradov, permanecen Aleksandr Misurkin y Chris Cassidy, a la espera de la llegada de tres nuevos cosmonautas, hacia el 28 de mayo.


Escribir comentario

Comentarios: 0