Rara explosión de supernova se observa en la Vía Láctea

Imágenes proporcionadas por el Observatorio Chandra de laNASA, indican que un remanente de la supernova W49B pudo ser ocasionado por una explosión poco común y quizás contiene el agujero negro más joven creado en nuestra Vía Láctea, según un estudio liderado por el Instituto deTecnología de Massachusetts (MIT).

Las imágenes muestran como está brillando intensamente en cuanto a rayos X y otras longitudes de onda, y por las evidencias los astrónomos no ven en ella las características típicas.

No se observaron en este evento evidencias de la formación de una estrella de neutrones, como sucede cuando colapsa una estrella masiva, ni se observaron explosiones de rayos gamma.

 

Imágenes proporcionadas por el Observatorio Chandra de laNASA, indican que un remanente de la supernova W49B pudo ser ocasionado por una explosión poco común y quizás contiene el agujero negro más joven creado en nuestra Vía Láctea, según un estudio liderado por el Instituto deTecnología de Massachusetts (MIT).

Las imágenes muestran como está brillando intensamente en cuanto a rayos X y otras longitudes de onda, y por las evidencias los astrónomos no ven en ella las características típicas.

No se observaron en este evento evidencias de la formación de una estrella de neutrones, como sucede cuando colapsa una estrella masiva, ni se observaron explosiones de rayos gamma.

W49B es el primero de su tipo en ser descubierto en la galaxia“, dijo Laura López, quien dirigió el estudio en el Instituto de Tecnología de Massachusetts, según cita la NASA.

“Parece que su estrella madre puso fin a su vida de una manera que la mayoría de los otros no lo hacen”, agregó la científica.

Esta supernova tiene cerca de 1000 años y se encuentra a 26 mil años luz de la Tierra. Durante la explosión la materia fue expulsada a alta velocidad a lo largo de los polos mientras la estrella estaba girando.

Por lo general, cuando una estrella masiva se queda sin combustible, explica la NASA, la región central de la estrella colapsa, desatando una cadena de eventos que culminan rápidamente en una explosión de supernova. Lo que se conoce usualmente es que en estas explosiones se envía el material en manera uniforme en todas las direcciones.

El caso de la supernova W49B, es más particular, ya que el material que fue expulsado desde cerca de los polos “fue a una velocidad mucho más alta que el material que emana de su ecuador”, señala el reporte del 13 de febrero.

El equipo de estudio, analizó los elementos que fueron lanzados al espacio y encontró que el hierro solo se encontraba en la mitad del remanente, mientras que el azufre y silicio se dispersaron por toda la zona.

Esto coincide con las predicciones de una explosión asimétrica, señala el co-autor Enrico Ramirez-Ruiz, de la Universidad de California en Santa Cruz, quien destaca que  “además de su firma inusual de elementos, W49B también es mucho más alargada y elíptica que la mayoría de los restos”.

“Esto se ve en los rayos X y varias otras longitudes de onda y se apunta a una muerte inusual de esta estrella”, confirmó el especialista.

En el estudio se menciona que la mayor parte del tiempo, las estrellas masivas que colapsan en supernovas dejan un núcleo denso, llamado estrella de neutrones.

“Los astrónomos pueden detectar estrellas de neutrones a través de su X-ray o pulsos de radio, aunque a veces una fuente de rayos X se ve sin pulsaciones. Una búsqueda cuidadosa de los datos de Chandra revelaron que no hay ninguna evidencia de una estrella de neutrones”.

Daniel Castro, integrante del MIT, cree en la posibilidad de la creación de un agujero negro.

“Si ese es el caso, tenemos una oportunidad única para estudiar una supernova responsable de crear un agujero negro joven”.

Participó también en el estudio Sarah Pearson de la Universidad de Copenhague de Dinamarca y el Observatorio Astrofísico Smithsoniano, además del equipo de Chandra de la NASA.

 


Escribir comentario

Comentarios: 0