La sonda Juno graba la fantasmagórica voz del universo

La sonda Juno cobró amplia relevancia mundial a raíz de las exclusivas imágenes que logró capturar este año sobre la 'danza celestial' entre la Tierra y la Luna, pero no fue el único registro en su camino hacia Júpiter.

Cuando los radares de la aeronave espacial fueron focalizados hacia el planeta Tierra con el objeto de grabar el saludo que se envía al espacio desde más de 1400 estaciones de radio, algo más sucedió.

 

En el registro logrado puede escucharse nítidamente la palabra 'Hola', en inglés, codificada en clave morse, es decir, cuatro puntos, espacio, y dos puntos más, correspondiente al saludo de los terrícolas radioaficionados. Lo más espectacular viene después, cuando es posible escuchar otros sonidos, como si fueran un coro de voces electrónicas, o una especie de aullido, en un tono lúgubre.

 

Lo especialistas afirman que estas resonancias no tienen nada de paranormal, sino que son los escalofriantes sonidos producidos por las fluctuaciones de las ondas de radio del campo magnético terrestre, convertidas en señales sonoras por el equipamiento a bordo de la sonda Juno.

 

Gracias a los oídos de Juno, hoy es posible disfrutar de uno de los registros sonoros más curiosos de nuestra naturaleza que, lejos de ser silenciosa, propone una sinfonía de modulaciones.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0