Extraños fenómenos en el Portal de los Dioses

Nuevamente es en el Perú donde se genera la noticia, pero no debe sorprendernos, este maravilloso país meca de la civilización andina que sin lugar a dudas y contrario a lo que dice la historia, fue donde hace más de 3.500 años otras civilizaciones se nutrieron de conocimiento para ser lo que luego fueron.

Muchas personas se preguntan: ¿por qué en ciertos lugares se presentan más fenómenos extraños y avistamientos que en otros? Un buen ejemplo es Perú y en particular sus zonas arqueológicas. Una de las teorías sugiere que donde estas se encuentran ubicadas se percibe una energía especial, y esto obedecería a que en nuestro planeta hay muchas líneas de energía que al cruzarse con otras forman vórtices energéticos, algo que nuestros antepasados sabían y por ello elegían estos sitios para asentarse o erigir sus templos sagrados y de adoración.

Lugares como Machu Picchu y Chavín en Perú, Teotihuacán y Chichén Itzá en México son ejemplos perfectos. Hay un sitio muy especial y del cual muchos quizás no han oído hablar,  se trata del Portal de Aramu Muru o conocido también como el Portal de los Dioses.

Según la leyenda el sacerdote Aramu Muru se habría internado en lo profundo de la Tierra pasando por el Portal con el fin de esconder el gran disco de oro del Coricancha. Hoy en día el portal es visitado por creyentes que siguen la teoría de la gran hermandad blanca.

También se habla de que este es un portal que conecta el mundo físico con otra dimensión.

En este enigmático lugar, ubicado cerca al municipio de Juli no muy lejos del lago Titicaca, extraños fenómenos y avistamientos se dejan ver con frecuencia según sus pobladores.

Los dejo con este interesante caso del que el equipo de investigación de NPE fue testigo sin saberlo.


Escribir comentario

Comentarios: 0