Los zombis verdaderos

¿Existen en verdad los zombis? ¿Hay alguna explicación científica para las historias de personas que vuelven de la muerte y deambulan sin voluntad? ¿O se trata de una ficción, basada en hechos reales no menos tétricos como la esclavitud? El Doctor Wade Davis, etnobotánico formado en Harvard, explicó desde el punto de vista químico el caso de Clairvius Narcisse, quien veinte años después de haber sido enterrado en un cementerio de Haití, acudió a un hospital de Deschapelle para internarse. Según su familia, un hechicero vudú robó su cuerpo y lo convirtió en zombi.

Según el doctor Davis esto pudo haber sido así, pero no mediante el uso de la magia negra, sino de una combinación de fármacos. La tetrodoxina es una neurotoxina 160 mil veces más potente que la cocaína, y al ser frotada sobre una herida de la piel provoca un estado de coma que puede ser confundido con la muerte. Los llamados hechiceros vudú utilizarían esta sustancia junto al alucinógeno conocido como estramonio.

 

En el caso de Narcisse, la primera sustancia habría servido para que sus familiares y los médicos lo creyeran muerto, aún cuando su mente seguía activa, y la segunda para, una vez regresado a la “vida”, trabajara para él sin oponer resistencia ni reclamar nada a cambio. Narcisse logró escapar de este estado (cuando el hechicero murió) llegó al hospital y contó su historia. Allí, los doctores Lamarque Douyon y Nathan Klein lo declararon como el primer caso de zombismo confirmado. Años más tarde, Davis viajó a Haití para, con su conocimiento de las propiedades de los plantas, determinara cuál fue la base científica del caso. Así, logro disponer de cierta claridad en el oscuro e inaccesible imaginario de los zombis.  


Escribir comentario

Comentarios: 0