La Misteriosa Muerte de Elisa Lam

El Hotel Cecil, recientemente atrajo la atención de nuevo, y no por un asesino serial, sino por la misteriosa muerte de una turista canadiense de nombre Elisa Lam. El cuerpo de la chica de 21 años fue hallado por un empleado de mantenimiento en un tanque de agua del edificio el 19 de febrero del año en curso, después de que varios inquilinos se quejaran de que el agua, con la que se habían estado duchando y lavando los dientes, sabía muy extraño.

Elisa Lam, llegó desde Vancouver, Canadá para hospedarse. Diariamente, Elisa realizaba una video-llamada con sus padres, hasta que el 31 de enero dejó de comunicarse. Los padres de Elisa, decidieron dar parte a las autoridades quienes empezaron su búsqueda sin encontrar rastro de ella. Todo en su habitación parecía en orden, se colocaron carteles y durante tres semanas no se supo nada de ella hasta que el empleado de mantenimiento la encontró.

La policía inició su investigación encontrando el vídeo de uno de los elevadores, el cual muestra los últimos minutos de vida de Elisa Lam. En éste vemos a la chica con un comportamiento por demás extraño; éste hecho hizo surgió el rumor de que la chica estaba bajo los efectos de alguna sustancia, así mismo se supuso que Elisa sufría de algún tipo de psicosis. Después, la autopsia reveló que no se encontraron restos de alcohol o drogas en el organismo de Elisa y no tenía ningún antecedente de desorden mental; por lo cual se empezó a sospechar (para los que son afines a éstas teorías) que se trato de una posesión demoníaca que la llevó al suicidio.

Cabe resaltar que los forenses no encontraron signos visibles de algún traumatismo o signos de lucha, por tanto, existen factores que siguen siendo un misterio. El hecho del que su cuerpo fuera hallado dentro de un tanque cerrado por una pesada tapa que pesaba casi lo mismo que Elisa y que la puerta que lleva a la azotea, la cual cuenta con un sistema de alarma que se acciona si es forzada, jamás se accionó ese día; motivo por el que el personal no se percató de la presencia de la chica en el techo.

El caso deja algunas interrogantes como, si es que cometió suicidio ¿por qué no simplemente lanzarse de la ventana de alguna de las habitaciones? ¿Cómo es que movió la tapa para meterse en el tanque? ¿Quién y cómo mataron a Elisa? ¿Qué  vio Elisa ese día que la llevó a actuar de forma tan extraña?

Preguntas sin respuesta, pero en fin, si te gustan las experiencias paranormales o los misterios sin resolver, el Hotel Cecil es el lugar ideal para pasar las vacaciones de invierno que ya se acercan. Una noche en uno de los cuartos de éste hotel cuesta aproximadamente 80 dólares, con todo y fantasmas incluidos.

Hotel cecil

Lugar de la muerte




Escribir comentario

Comentarios: 0