Tecnología 'made in Spain' para identificar personas por su olor

El pasaporte, el Documento Nacional de Identidad (DNI), las huellas dactilares y el iris son varias de las medidas biométricas convencionales que se utilizan para identificar en los aeropuertos y otros puestos fronterizos

Sin embargo, en el futuro una nueva tecnología 'made in Spain' podría permitir identificar a un individuo por su olor corporal, gracias a las investigaciones del Grupo de Biometría, Bioseñales y Seguridad (GB2S) en el Centro de Domótica Integral de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM).

Tras analizar las muestras de trece personas -8 hombres y 5 mujeres-, los científicos comprobaron que existen patrones constantes de olor en un individuo. A pesar de que la tasa de error es elevada, un 15%, frente a otras más fiables como la toma de la huella dactilar o el iris, Gonzalo Bailador del Pozo coordinador del estudio, asegura a EL MUNDO que «un refinamiento en los sensores y en los algoritmos podría servir como un nuevo método para identificar individuos».

Pero, ¿cómo se captura el olor de una persona? Gonzalo explica que «en el sensor hay un tubo de aire caliente que extrae el olor de la mano. Gracias a que cuenta con un espectrómetro de masas [una máquina que permite analizar la composición química de diversos elementos], el análisis se basa en identificar la cantidad de cada compuesto y la relación que hay entre ellos».

Las muestras de olor se recogieron en distintos días y a distintas horas- 28 sesiones en total- ya que «el olor corporal se puede ver afectado por muy diversos factores como la alimentación, el metabolismo de la persona, su estado de ánimo e incluso algunas enfermedades», detalla el coordinador del estudio.

El tubo de aire caliente que hay en el sensor extrae el olor de la mano | UPM


cuenta que las personas no realizaron ningún tipo de ejercicio físico y además todas debían lavarse las manos previamente para evitar señales provenientes de perfumes o cremas. «El efecto de este tipo de cosméticos se analizará en futuras revisiones del proyecto», indica.

Una técnica no invasiva

Los autores de la investigación, que nació hace tres años, aseguran que gracias a la mejora en los sensores se han podido obtener datos más fiables. «Éste es el último experimento que se ha llevado a cabo tras refinar el sensor. Las otras campañas anteriores que se produjeron dieron problemas en el método de medidas. A veces en lugar de medir el olor corporal cogía pequeñas muestras del aire de la habitación, perdiendo así fiabilidad», reconoce Gonzalo.

Tras el análisis de los resultados, el porcentaje de acierto era de un 85%, mientras que la de error de un 15%. El científico considera que esta cifra es prometedora porque si se producen avances y mejoras en los sensores, esta técnica de identificación no sería invasiva. Las personas solo tendrían que pasar por una cabina -instalada en los aeropuerto u otros puestos de control fronterizo- en la que se integrarían los sensores.

Varios años hasta su incorporación

Sin embargo, la implantación de esta tecnología tardará todavía algunos años. De hecho, para Arturo Álvaro Cabadillo, uno de los integrantes de la empresa SEADM S.M que ha participado en la mejora del sensor, «resulta francamente complicado implementar un sistema novedoso en un sistema normatizado, como por ejemplo un control de seguridad de un aeropuerto. Los equipos que se utilizan habitualmente tienen que pasar por un largo proceso de certificación para que el usuario final (la policía del control en este caso) pueda acceder si quiera a la compra de uno de ellos».

Además, este experto señala que los problemas éticos, como la invasión de privacidad, también suelen obstaculizar la implantación de este tipo de sistemas: «En este tipo de proyectos, me atrevería a decir que el factor tecnológico no es el limitante. Si se dedicasen los recursos necesarios, la tecnología necesaria para implantar un sistema de reconocimiento olfativo podría estar lista en el plazo de meses o quizá pocos años, pero un sistema de este tipo tarda en el mejor de los casos varios años en ser utilizado».


Escribir comentario

Comentarios: 0