Descubren un plano del Arca de Noé

El arqueólogo y curador del Museo Británico Irving Finkel se encontraba dando una conferencia de presentación de su libro “El Arca antes de Noé” cuando un concurrente se le acercó para mostrarle una pieza de la colección de su padre que le resultaba llamativa; Finkel, acostumbrado a estos episodios, en principio dudó de la importancia del objeto, pero no tardó en advertir que la tablilla que habían puesto frente a sus ojos no era una antigüedad más.

Se la llevó consigo para estudiarla y analizarla, y terminó concluyendo que se trataba de “uno de los documentos humanos más importantes que se han descubierto”, según sus propias palabras. Esta tablilla casi 4 mil años de antigüedad describe los materiales y las medidas para construir la mítica Arca de Noé, y describe el ingenio y su construcción con una precisión nunca antes conocida.

Datado en el año 1750 a.C., el preciado objeto presenta una “Historia de la inundación”, relato que tiene numerosas similitudes con la narración bíblica del libro del Génesis, y agrega información desconocida y hasta inesperada: por ejemplo, la lista de materiales que Dios le encargó a Noé para la construcción del arca, con las cantidades precisas (e inmensas) de cuerda de fibra de palma, varillas de madera y jarrones de asfalto caliente para impermeabilizar el barco, que habría tenido, según los cálculos derivados de esta nueva fuente, unos 200 metros de largo, con paredes de seis metros de alto. El dato más curioso es que, si el arca se construyó siguiendo con fidelidad las descripciones incluidas en la tablilla hallada, entonces habría sido redonda… una posibilidad, según Finkel, en la que nadie había pensado.


comments powered by Disqus

Escribir comentario

Comentarios: 0