Cámara de a bordo ofrece una perspectiva única del lanzamiento de un cohete Soyuz

El pasado 3 de abril de 2014 se lanzó el satélite europeo Sentinel-1A desde en el puerto espacial europeo en Kourou, en la Guayana Francesa, mediante un cohete Soyuz ST-A. Con dicho satélite, se abre el inicio de una nueva era en el ámbito de la observación de la Tierra , pues lleva consigo el Subsistema de Antena SAR (SAS), que podrá captar una inmensa cantidad de datos gracias a su capacidad de funcionamiento continuo, suministrando unos 13.000 gigabits diarios de datos de imagen durante los próximos siete años.


Pero una de las cosas más llamativas de este lanzamiento es que unas cámaras de vídeo acopladas al Soyuz nos ha ofrecido una perspectica única del ascenso hasta la órbita terrestre, a 700 kilómetros de altura.

La razón de que hasta ahora no se haya instalado un sistema de cámaras como éste en una Soyuz es técnica, y no ha sido posible hasta que se ha lazado desde Kourou, y no desde, como hasta ahora, el cosmódromo de Plesetsk y Baikonur. Tal y como explica el astrofísico Daniel Marín: “Aparentemente, el motivo por el cual no se ha implementado un sistema de cámaras similar en los lanzamientos desde Baikonur tiene que ver con ciertas limitaciones de las estaciones terrestres de telemetría, pero esperemos que en el futuro este tipo de retransmisiones sea mucho más frecuente“.


comments powered by Disqus

Escribir comentario

Comentarios: 0