EL INVIERNO QUE DURO 10 AÑOS (CUANDO LA TIERRA ENTERA FUE FRÍA)

Escritos históricos de todo el mundo describen que en el año 530 d. C. un velo envolvía la Tierra y era cortado por la tibieza y la luz del sol. Aunque se han propuesto varias teorías sobre la causa exacta de este evento, la nueva evidencia apunta a un inusual paso cercano del cometa Halley.

Dallas Abbott, un geólogo de la Universidad de Columbia, y un equipo de investigadores estudiaron los núcleos de hielo de Groenlandia. En las partes de hielo que datan de alrededor del año 536, se encontraron cantidades inusualmente altas de níquel y estaño, sustancias que sugieren desechos espaciales, explica un artículo de New Scientist.

"Sabemos que el cometa Halley pasó por la Tierra en el año 530", dijo Abbott. "Y el registro chino indica que era inusualmente brillante".

Si el cometa Halley pasó especialmente cerca del sol en ese momento, éste pudo derretir más hielo del cometa que de costumbre, esparciendo escombros tan espesos que cubrieron la Tierra durante años.

Los científicos especularon en el pasado que los desechos del cometa podrían ser la causa, otra teoría sostiene que un súper volcán pudo entrar en erupción, cubriendo la tierra en cenizas, aunque la duración del impacto habría sido extraordinaria.

¿Podría ocurrir de nuevo? La NASA afirma en su sitio web: "Nadie debería preocuparse demasiado por un impacto de un asteroide o un cometa en la Tierra. La amenaza para cualquier persona debido a accidentes automovilísticos, enfermedades, otros desastres naturales y una variedad de otros problemas es una amenaza mucho mayor que los NEO (objetos cercanos a la tierra, por sus siglas en inglés).

Durante largos períodos de tiempo, sin embargo, las posibilidades de que la Tierra sea impactada no son insignificantes. Aproximadamente cada 10.000 años, asteroides más grandes de 100 metros podrían golpear la Tierra, según la NASA, causando maremotos y desastres locales.

Cada varios cientos de mil años, asteroides de alrededor de 800 metros de ancho podrían causar grandes desastres globales, extendiendo los escombros que pudieran bloquear parcialmente la luz del sol, causando lluvia ácida grave, y tormentas de fuego.

El escritor científico y ex arqueólogo K. Kris Hirst resume algo de la devastación experimentada en todo el mundo en torno al 530, en un artículo:

1. La plaga de viruela de Justiniano mató aproximadamente un tercio de la población europea.

2. La hambruna mató al 80 por ciento de la población en algunas regiones de China.

3. Las pérdidas podrían haber sido más fuerte en los países escandinavos, y este evento puede haber causado la diáspora vikinga.

Lo que la gente escribió sobre aquel entonces fue lo siguiente...

Miguel el Sirio: "El sol se oscureció y su oscuridad duró año y medio... Cada día brillaba por cerca de cuatro horas y todavía esta luz era sólo una sombra débil... los frutos no maduraron y el vino sabía a uvas agrias".

Prokopios, quien vivía en África y en Italia, dijo: "El sol emitía su luz sin brillo, como la luna, durante todo este año, y parecía excesivamente como el sol en eclipse, los rayos que arrojó no estaban tan claros como estaba acostumbrado a expulsar".

Un cronista siríaco anónimo escribió: "... El sol comenzaba a oscurecerse durante el día y la luna de noche, mientras que el océano era tumultuoso como aerosol, a partir del 24 de marzo en este año hasta el 24 de junio del año siguiente..." y el invierno siguiente en Mesopotamia era tan malo que "debido a la cantidad tan grande e inusitada de nieve las aves perecieron".

Casiodoro, prefecto del pretorio de Italia en la época, escribió: "Así que hemos tenido un invierno sin tormentas, primavera sin suavidad, verano sin calor".

John Lydos en Constantinopla, escribió en "Sobre Presagios": "Si el sol se oscurece debido a que el aire es denso por la humedad ascendente, como ocurrió en [536/537] durante casi un año entero... la producción fue destruida a causa de los malos tiempos, así fueron las predicciones de la época en Europa”.

En la década de 1980, Michael R. Rampino y Richard B. Strothers identificaron relatos históricos generalizados de este período y el clima extremo.

Ahora que tanto se habla del cambio climático y de sus efectos en nuestro presente y futuro, quién sabe si algún día volverá un largo invierno a cubrir el planeta, por fenómenos naturales o por obra y gracia de la mano humana.


comments powered by Disqus

Escribir comentario

Comentarios: 0