La ciencia confirmó que el ser humano es capaz de predecir el futuro

El meta-análisis llevado acabo sobre 90 experiencias, que intentaron replicar un controversial experimento realizado por el psicólogo social Daryl Bem, logró demostrar que existen bases para afirmar que la precognición es un facultad real de la percepción humana y que la información es capaz de viajar desde el futuro hacia el pasado.
Corría el año 2010 cuando los resultados del experimento realizado por el profesor de la Universidad de Cornell, Darryl Bem, sacudieron a la comunidad científica. Es que su trabajo pareció demostrar por entonces un efecto pre-cognitivo en el hombre, que además sugería la capacidad del ser humano para percibir sucesos que todavía no ocurren y, más aún, que los eventos del futuro pueden afectar el pasado.

El trabajo fue publicado con el título “Sintiendo el Futuro” en el prestigioso Journal of Social and Personality Psychology y generó instantáneamente una polémica que derivó en contundentes descalificaciones académicas hacia el profesor, el experimento y sus resultados. Sin embargo, cuatro años más tarde, un meta-análisis de 90 experimentos muy similares al del 2010 están logrando resultados consistentes que demuestran la existencia de la precognición. Se trata de nuevas experiencias que se llevaron adelante en 14 diferentes países y que, soslayando las amplias diferencias culturales que existen entre ellos, obtuvieron un mismo efecto positivo.

 

El nuevo experimento se basó en la medición de las indicaciones fisiológicas de las respuestas emocionales de los participantes involucrados en una prueba en la que debieron ver imágenes en una pantalla de computadora.

 

Emocionalmente, la mayoría de las imágenes presentadas fueron neutrales, es decir, sin cargas emocionales de ningún tipo. Repentina y aleatoriamente, en algún momento, se presentó una imagen perturbadora o erótica en medio de la secuencia de imágenes naif. Mientras que naturalmente las respuestas emocionales ocurrieron una vez que las imágenes fueron mostradas en pantalla, es notable que en el caso de las imágenes perturbadoras estas respuestas de excitación ocurrieron pocos segundos antes de que fueran presentadas, incluso antes de que la computadora que las exhibía las hubiese seleccionado para mostrar.

Esto significa que las respuestas fisiológicas fueron observadas 2 o 3 segundos antes de que las imágenes de alto contenido emocional aparecieran en pantalla, antes incluso de que la computadora decidiera qué imagen presentar, sea ya una estimulante o no estimulante.
“La precognición y la premonición son en sí casos especiales de un fenómeno más generalizado: la anómala influencia retroactiva de eventos futuros en las reacciones de un individuo en el presente, ya sea que estas respuestas sean conscientes o inconscientes, cognitivas o afectivas”, explicó el profesor Bem.


comments powered by Disqus

Escribir comentario

Comentarios: 0