La comida del futuro: ¿carne de dinosaurio?

¿Quién podría imaginar, para la mesa del futuro, una dieta basada en carne del pasado? Científicos y cocineros de vanguardia, sin duda. Un libro recientemente presentado en Ámsterdam, Holanda, toma la posta del avance en tecnología alimenticia, que tuvo su hito fundante el año pasado, con la presentación y degustación de la primera hamburguesa in vitro, y propone un amplio abanico de posibilidades culinarias basadas en productos cárnicos elaborados a partir de células madre.  

El “libro de cocina de la carne in vitro”, además de recetas tiene ensayos, entrevistas y gráficos que recorren la evolución científica de la comida. Las recetas tienen notas que van de una a cinco estrellas: una con cinco estrellas se puede preparar hoy en día, otra con una sola estrella está todavía lejos de poderse realizar. Entre estas últimas, lejanas pero posibles al fin y al cabo, se cuenta la preparación del llamado muslo de dinosaurio con papas, ajo, vinagre y otras especias.

Vale destacar que el nombre de la receta se inspira en su forma, ya que se la prepararía con células madre de pollo. Otra de las recetas futuristas, que haría las delicias de personajes de autores como Ray Bradbury, es la de “ostras de/con carne”. La primera hamburguesa producida enteramente en un laboratorio a partir de células madre de vaca fue cocinada y degustada el 5 de agosto de 2013, en un concurrido acto celebrado en Londres para promocionar este invento. “Frankenburger”, la hamburguesa in vitro, tiene por ahora un valor prohibitivo, ya que su sola fabricación ronda los 250.000 euros. El libro también menciona posibilidades alternativas para la carne, como los insectos o carnes producidas a partir de vegetales, y describe los materiales necesarios para llevar a cabo esta gastronomía, como la incubadora de cocina.



Escribir comentario

Comentarios: 0