La historia del hombre con la cabeza al revés 

Cuando Claudio Vieira de Oliveira nació, los doctores no le daban más de 24 horas vida. Treinta y siete años después, este hombre nacido con la cabeza colgando de arriba hacia abajo en la espina dorsal debido a una malformación congénita ha demostrado una enorme fuerza de voluntad y se podría decir que, pese a sus circunstancias, prospera en el juego de la vida. 

Aunque su malformación lo ha hecho objeto de diferentes programas de TV sobre anomalías y fenómenos corporales extraños, como  el británico Body Bizarre, Vieira de Oliveira trasciende este morbo y afirma su lucha.  Simplemente, nunca ha contemplado la posibilidad de darse por vencido.


Al parecer aprendió a caminar en sus rodillas a los 8 años y pidió que se le permitiera ir a la escuela. Su principal prerrogativa: no depender de los demás. Lo ha logrado.


Vieira de Oliveira logró graduarse de contador y ahora se dedica a dar discursos motivacionales, pudiendo ganarse la vida por cuenta propia. Dice ser feliz, es productivo y tiene una vida indpendiente. Mientras tanto, muchos de nosotros nos seguimos quejando de nuestro cruel destino o de lo difícil que es la vida y vivimos preocupándonos de lo que las demás personas piensan de nosotros.

Escribir comentario

Comentarios: 0