Astrónomos descubren una estrella dentro de una estrella

El cosmos es un inexplorado gabinete de maravillas del cual pueden emerger todo tipo de objetos. Un deslumbrante ejemplo es el reciente descubrimiento realizado por científicos de la Universidad de Colorado, quienes ubicaron por primera vez una estrella que contiene otra estrella en su núcleo –una especie de matrushka cósmica.


Estudiando la Pequeña Nube de Magallanes con un telescopio ubicado en Las Campanas, Chile, los científicos analizaron la emisión del espectro luminoso de diferentes estrellas supergigantes rojas y notaron una serie de características poco comunes. Mientras que la mayoría de este tipo de enormes astros obtiene su energía de fusión nuclear, en el caso la estrella HV 2112  la actividad energética parece provenir de otra estrella absorta en el núcleo, un hecho que trasciende lo que comúnmente se conoce como un sistema binario.


Desde 1975, los astrónomos Kip Thorne y Anna Zytkow habían predicho la existencia de este tipo de estrella, por lo que ahora se conoce como un objeto Thorne-Żytkow. Cuarenta años después se confirma este fenómeno de “una estrella dentro de una estrella”, el cual parece ocurrir cuando una estrella de neutrones hace colisión con una supergigante roja y es engullida. La estrella de neutrones provee energía para la supergigante roja orbitando en su núcleo.

El líder del proyecto, el Dr Emily Levesque de la Universidad de Colorado dijo que este tipo de objetos pueden arrojar luz a nuestro entendimiento de cómo se producen los elementos más pesados en el universo. “Todos hemos escuchado que todo ‘está hecho de polvo de estrellas”– bueno pues dentro de estas estrellas podemos ver cómo se hace esto”. Muchos de los elementos pesados, incluyendo el oro y la plata, se forman en los núcleos de estrellas de neutrones –en realidad todos los elementos más pesados que el hidrógeno y el helio fueron generados en el núcleo de estrellas, es por eso podemos considerar nuestros cuerpos y todo lo que nos rodea como “polvo de estrellas” que contiene una huella de la historia del universo.


Científicos creen que este descubrimiento alterará el paradigma de lo que conocemos sobre los interiores de estrellas y la llamada núcleo-síntesis o la forma en la que las estrellas obtienen su energía generando reacciones químicas a su interior. Queda claro que el cosmos no ha revelado todos sus secretos y podrían existir innumerables variedades de “objetos cósmicos”, algunos de los cuales más exóticos que este mismo objeto Thorne-Zytkow; algunos probablemente confirmarán las conjeturas de los físicos y otros más se nos escaparan ya que no se ajustan a los presupuestos en un insondable bestiario galáctico.


Escribir comentario

Comentarios: 0