El Expreso Gravedad: un tren que te llevaría a cualquier parte del mundo en 42 minutos

¿Alguna vez te has imaginado cavando un pozo y llegando a China? Bueno quizás tú no, pero algunas personas si. A decir verdad, no se trata necesariamente de llegar a China, pero sí de atravesar todo el planeta. La idea de un tren gravitacional que cruce diametralmente el planeta es un tanto alocada, pero vale la pena conocerla.


 ¿Es posible un tren gravitacional?


En el siglo XVII, Robert Hooke propuso a Isaac Newton una revolucionaria idea: un tren subterráneo que atraviese el planeta funcionando con la propia fuerza de gravedad y te lleve a cualquier parte del mundo en tan solo 42 minutos.


Impactante, sin dudas, pero no del todo imposible. Los cálculos de Hooke indicaban que si era posible desarrollar la tecnología necesaria para cavar un túnel suficientemente largo, sería posible construir un tren que genere la mínima fricción y solo necesite una cantidad insignificante de combustible. 

Pensemos por un momento que Hooke tuvo esta idea en el siglo XVII, cuando aún no estaba del todo desarrollado el ferrocarril, y mucho menos los conocimientos necesarios de aerodinámica. Aún así, lo más impresionante de la idea de Hooke es que este tren demoraría aproximadamente 42 minutos en llegar a cualquier parte del planeta. 


Hooke realizó sus cálculos para diversos ángulos de trayectoria y llegó a la conclusión de que como el tren funcionaría gracias a la fuerza gravitacional del planeta, cualquier recorrido tomaría exactamente la misma cantidad de tiempo. Esto sucedería debido a que la fuerza de gravedad ejercida sobre él, sería proporcional al ángulo de desplazamiento, independientemente de la distancia que recorra.


En el siguiente video Michio Kaku explica cómo funcionaría exactamente un tren gravitacional, y presenta algunos elementos interesantes para discutir si sería posible construirlo o no. 

¿Es posible atravesar la Tierra cavando un pozo?


Según Michio Kaku, existen dos problemas fundamentales por los cuales aún no se ha descubierto una forma plausible de llevar a cabo este proyecto. Por un lado, el primer obstáculo sería el túnel. Si bien existe la tecnología necesaria para cavar de forma segura grandes túneles subterráneos, el principal obstáculo sería generar las condiciones óptimas para que el tren se desplace sin fricción. 


Para ello deberían ser capaces no solo de cavar miles de millones de toneladas de suelo terrestre, sino que deberían poder quitar todo el aire del túnel y dejarlo prácticamente al vacío, para que el tren acelere a 29 mil kilómetros por hora.


Según Kaku, el segundo obstáculo es el más importante y se trata de los materiales que serían necesarios para lograr que tanto el túnel como el tren resistan las altas temperaturas y la creciente presión a medida que se acercan al centro de la Tierra. 



¿Conocías la idea del tren gravitacional? ¿Sabías que se remontaba al siglo XVII? Piensa por un momento en lo revolucionario que puede ser este tren si se hiciera realidad. Ir a cualquier parte del planeta en 42 minutos, prácticamente sin combustible. Miles de kilómetros en solo unos minutos, sin dudas impresionante, ¿no lo crees?

Escribir comentario

Comentarios: 0