Científicos lograron convertir energía solar en combustible líquido

Científicos de la Universidad de Harvard lograron modificar la composición genética de una bacteria para producir combustible líquido, a partir de la energía solar. A futuro, el método sería extrapolable al suministro energético de vehículos de transporte.


Así, los investigadores revelaron, a través del estudio publicado en la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences', la creación de un sistema que, mediante la implementación de una bacteria modificada genéticamente, logra convertir la energía solar en combustible líquido.


Para lograrlo, los científicos modificaron genéticamente una bacteria denominada 'Ralstonia eutropha', utilizando el hidrógeno de agua que se obtuvo a partir de energía solar. La bacteria es capaz de convertir el dióxido de carbono, agente principal del calentamiento global, en un alcohol combustible denominado isopropanol.


A diferencia de estudios previos, los especialistas lograron implementar catalizadores a base de metales abundantes en la naturaleza, como el cobalto, en lugar de metales preciosos. "Las células fotovoltaicas tienen un considerable potencial para satisfacer las futuras necesidades de energía renovable, pero se necesitan métodos eficientes para almacenar la electricidad intermitente que producen y poder generar energía solar a gran escala", señala Daniel Nocera, principal autor del estudio.

Escribir comentario

Comentarios: 0