El asteroide que podría chocar contra la Tierra en octubre de 2017

El 12 de octubre de 2017 está previsto que el asteroide 2012 TC4 pase peligrosamente cerca de la Tierra. La distancia exacta de su aproximación más cercana es incierta, así como su tamaño. 


Basándose en las observaciones, en octubre de 2012, cuando la roca espacial se aproximó a nuestro planeta, los astrónomos estimaron que su tamaño puede variar de 12 a 40 metros. El meteoro que explotó sobre la ciudad rusa de Cheliábinsk, en febrero de 2013, hiriendo a 1.500 personas y provocando daños en más de 7.000 edificios, tenía unos 20 metros de ancho. 

Por lo tanto, el impacto de 2012 TC4 podría ser aún más devastador. «Es algo a lo que no hay que quitarle la vista de encima», dijo a astrowatch.net Judit Györgyey-Ries, astrónoma del Observatorio McDonald de la Universidad de Texas. «Podríamos ver una explosión en el aire que tal vez rompa las ventanas, dependiendo de dónde ocurra».


El asteroide del tamaño de una casa fue descubierto el 4 de octubre de 2012 por el Observatorio Pan-STARRS en Hawái. Una semana más tarde pasó a una distancia de 0.247 LD (distancia lunar), o 94.800 kilometros. 2012 TC4 es un objeto alargado que gira rápidamente y se ha sabido que ha hecho muchos acercamientos a la Tierra en el pasado.


Ahora, los científicos tratan de determinar la ruta exacta de 2017 y la probabilidad de un posible impacto. «Tiene un 0,00055% de probabilidad acumulada de que va a golpear», dijo Györgyey-Ries. «El hecho de que la MOID (distancia mínima intersección órbita) está a sólo 0.079 LD le convierte en un objeto con peligro de impacto. Sin embargo, es sólo la menor distancia posible entre las órbitas».

«La probabilidad de impacto es de una en un millón», dijo Detlef Koschny, jefe del Segmento de Objetos Cercanos a la Tierra (NEO) de la ESA. También trató de estimar el tamaño exacto del cuerpo celeste.


«El tamaño se estima a partir de la luminosidad, pero no sabemos la reflectividad, por lo que podría ser menor o mayor, aunque se asuma de 10 a 40 metros. Un objeto de 40 metros compuesto de hierro podría atravesar la atmósfera y hacer un cráter.


Un objeto rocoso de 10 metros apenas se notaría». Makoto Yoshikawa de la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA), miembro de la División de NEOs en la Unión Astronómica Internacional (IAU), está convencido de que el asteroide no representa ningún peligro para la Tierra. «La distancia es muy pequeña.


Pero esta distancia no significa una colisión», dijo. La Vigilancia de Asteroides de la NASA ha asegurado que no hay posibilidad de que este asteroide golpee nuestro planeta, pero Györgyey-Ries admite que se necesitan más observaciones para mitigar las incertidumbres. «A pesar de poseer un grado de incertidumbre alto a lo largo de su órbita, es mucho menor que la incertidumbre radial, por lo que sólo cambia la hora del paso más cercano [a nuestro planeta] del asteroide.


Yo diría que en base a esto, no hay posibilidad de impacto en 2017, pero más observaciones podrían ayudar a reducir las incertidumbres», dijo. Hasta este mes, hay registrados 1.572 asteroides potencialmente peligrosos (PHA). Ninguno de los PHAs conocidos está en curso de colisión con nuestro planeta.

No obstante, los astrónomos están descubriendo nuevas rocas continuamente, y los científicos comienzan a elaborar planes de prevención ante este tipo de eventos que podrían ser catastróficos a nivel planetario.

Escribir comentario

Comentarios: 0