Comida y alojamiento gratis… El único requisito: ¡Vivir en un PUEBLO FANTASMA!

Garnet ha estado abandonado por casi 100 años. Localizado en el condado de Granite, Montana, Estados Unidos, originalmente fue establecido en la década de los 1860s por mineros en busca de oro y plata. En cierto momento llegó a albergar trece saloons y cuatro hoteles. A pesar de su aislamiento, el pueblo alcanzó 1.200 habitantes.

Como todo emplazamiento del oeste del país, existía la prostitución y abundaban los juegos de azar. A veinte años de establecido el sitio los yacimientos de oro se agotaron. En 1905 las minas fueron cerradas, y en 1912 un incendio se desató en la localidad… incidente devastador del cual nunca se recuperaría.

Si bien, desde entonces, el pueblo ha sido restaurado, permanece vacío, y el folklore local afirma que el área está embrujada y es acechada por los fantasmas de los antiguos residentes.


Los visitantes que se atreven a ir allí, dicen que, durante la noche, se escucha música y risas, pasos, y el sonido de puertas azotándose. La semana pasada, la Oficina de EE.UU.

para la Administración de Tierras ofreció comida y alojamiento gratis a cambio de que la gente trabajara y viviera en Garnet, para luego ejercer de guías ante el plan de convertir el sitio histórico en una parada turística.


El anuncio en busca de voluntarios, el cual destacaba que se carecía de electricidad y agua corriente, fue publicado en el períodico local The Missoulian, para atraer el interés de la gente de Montana. A pesar de lo rústico y tétrico del lugar, inmediatamente la historia fue compartida más de 30,000 veces en Facebook, y al día siguiente la Oficina de Administración de Tierras fue inundada de llamadas y correos electrónicos de gente interesada en el trabajo.

Para sorpresa de todos, los postulantes no se limitaron a lo local. «Tenemos gente ofreciéndose para el trabajo de lugares como Sudáfrica, China, el Reino Unido, Alemania y, desde luego, de otros estados del país», indicó Maria Craig, vocera de la institución gubernamental.


Craig especificó que la jornada laboral en Garnet termina cerca de las 4.30pm, luego de la partida de los turistas, dándole a los trabajadores tiempo de sobra para prepararse antes de la caída del sol.

Además agregó que, debido a la gran afluencia de ofrecimientos, los puestos ya han sido ocupados. Ellem Baumler, experta de la Sociedad Histórica de Montana, habla sobre la actividad paranormal del pueblo en su libro Montana Chillers:


Tarde en la noche, los espíritus de Garnet arriban para disfrutar de la luz de la luna. A veces, en el profundo silencio invernal, el tintineo del piano en el Kelley’s Saloon se escucha y los espíritus bailan al ritmo fantasmal. Voces de hombres resuenan en los cuartos vacíos. Sin embargo, al momento que un pie humano pisa el edificio, el ruido se detiene. 



Escribir comentario

Comentarios: 0