Medios ingleses aseguran que un enorme asteroide podría impactar contra al Tierra en 48 horas causando una extinción masiva

Hace unos días publicamos como algunos teóricos de la conspiración aseguraban que entre el 15 y el 28 de septiembre de 2015 un gran cometa o asteroide podría impactar contra la Tierra, causando un verdadero apocalipsis.

Esta teoría surgió después de que el gobierno de los Estados Unidos se preparara para una inminente catástrofe, ocultando esta información para evitar el pánico global. Además de esta teoría conspirativa, algunos conspiranoicos sugirieron que el Ministerio de Asuntos Exteriores francés Laurent Fabius ya advirtió hace un año de que el mundo tenía “500 días para evitar el caos climático”.


No es necesario decir que la teoría de que una gran asteroide o cometa se está acercando a la Tierra causó un gran revuelo en Internet, donde los más escépticos aseguraban que todo formaba parte de algunos agoreros y teóricos de la conspiración sobre el Nuevo Orden Mundial. Pero lo que nadie se esperaba es que el medio inglés “Daily Express” asegurara que un enorme asteroide de más de un kilómetro de ancho se dirige a toda velocidad hacia la Tierra y que impactará el jueves 14 de mayo de 2015 pudiendo causar una nueva extinción masiva.


Limite 48 horas

El medio inglés “Daily Express” ha sorprendido tanto a astrónomos como a expertos publicando la noticia de que un asteroide de más de un kilómetro de ancho se dirige a toda velocidad hacia la Tierra, y que en 48 horas podría impactar en algún lugar indeterminando causando un “Evento Ligado a la Extinción (ELE)”. ELE es un evento puntual e inesperado que puede provocar la desaparición de una o de varias especies, ya sea directa e indirectamente.


Pero lo más sorprendente es que fue descubierto el 31 de marzo 1999 por el Observatorio Lowell, de búsqueda de objetos cercanos a la Tierra (LONEOS). El colosal asteroide apodado “1999 FN53”, al parecer avanza a toda velocidad por el espacio y posiblemente sea uno de los más grandes conocidos con una gran posibilidad de colisión con la Tierra. Los astrónomos han comenzado a mostrar su preocupación con la noticia publicada por Daily Express, advirtiendo que el 1999 FN53, es diez veces más grande que otros asteroides actualmente visibles en el radar de objetos cercanos a la Tierra de la NASA, además de ser del doble de tamaño que el asteroide 2014 YB35, de 990 metros, que pasí sin peligro el pasado 27 de marzo.


Algunos expertos han asegurado que la colisión con este asteroide nos llevaría a una destrucción catastrófica, causando grandes terremotos por todas partes del mundo, la activación de volcanes, y finalmente un “Evento Ligado a la Extinción (ELE)”. Esta colisión desencadenaría una explosión similar a millones de megatones y matando a más de 1,5 mil millones de personas en todo el planeta. Sería mucho más destructivo que el evento de Tunguska de 1908, que supuestamente fue causado por un misterioso cuerpo celeste de unos 50 metros en Siberia. El impacto destruyó más de 80 millones de árboles y con una onda de choque que fue sentida en gran parte de Europa.


Según el documento oficial de la NASA sobre el asteroide, la gigantesca roca se desplaza a más de 30.000 kilómetros por hora y su máximo acercamiento tendrá lugar el jueves 14 de mayo.

Evidencias de un inminente Evento Ligado a la Extinción


Pero por si fuera poco, en un comunicado de prensa del día 6 de mayo de 2014, el Mayor Ed Dames, oficial de inteligencia militar tres veces condecorado y miembro del programa de visualización remota del Ejército de los EE.UU., aseguró que en el momento en que el Mando Norteamericano de Defensa Aeroespacial (NORAD) se trasladara al complejo Cheyenne Mountain, sería la señal de que los gobiernos de todo el mundo se estarían preparando para un Evento Ligado a la Extinción (ELE).


Durante décadas, el complejo Cheyenne Mountain fue utilizado por el NORAD durante la Guerra Fría contra Rusia. El búnker se encuentra a 600 metros de profundidad en el interior de las Montañas Rocosas por lo que puede soportar una “explosión nuclear de 30 megatones” y “fuerte actividad sísmica”.


Según funcionarios del Pentágono, el NORAD se basa en gran medida en sus sistemas informáticos y comunicaciones digitales. El búnker protegerá esos sistemas de impulsos electromagnéticos que pudieran derivarse de erupciones solares, explosiones nucleares, del “impacto de algún cuerpo celeste”, con el poder de acabar con las comunicaciones en superficie. Y claro está, el Pentágono ha estado preparando el complejo Cheyenne Mountain para que fuera utilizado por el NORAD.


Y para algunos las declaraciones del Mayor Dames en 2014 eran una advertencia de que en 48 puede llegar a ocurrir un Evento Ligado a la Extinción. Además es muy posible que mientras escribimos esta noticia no sería sorprendente que el presidente de los Estados Unidos Barack Obama, su familia y su personal, así como los principales líderes políticos del mundo estén accediendo a sus búnkeres, mientras que el resto de los mortales no tenemos conocimiento de lo que está por ocurrir.

Escribir comentario

Comentarios: 0