LG presentó una pantalla OLED ultra-delgada

Durante mucho tiempo hemos podido registrar entre los fabricantes una clara tendencia hacia el desarrollo de productos cada vez más delgados. Tanto ordenadores como smartphones no parecen tener un límite cerca, pero la historia podría ser diferente con los televisores. 



 La gente de LG presentó recientemente un prototipo de pantalla OLED que posee menos de un milímetro de espesor, y es tan liviana que puede ser instalada sobre una pared utilizando imanes.



Es probable que los fabricantes aún se estén preguntando por qué el 3D fracasó de manera tan contundente en los hogares, y cuándo van a ver una aceleración en la distribución de contenido 4K que justifique comprar toda una nueva generación de pantallas. Aún así, no podemos negar que han dominado por completo algunos trucos, como por ejemplo, disminuir drásticamente el espesor de las pantallas. Uno de los grandes objetivos es reducir el peso, lo cual facilitaría su instalación en paredes y otras superficies verticales. La Web está repleta de historias de horror con televisores mal instalados que terminan siendo víctimas de la gravedad, pero existe la posibilidad de que en el futuro esas historias desaparezcan… asumiendo que el nuevo desarrollo de LG llegue al mercado.

No tiene un nombre oficial, y de acuerdo a LG es una prueba de concepto, pero la prensa especializada le ha dado el apodo de «Wallpaper», y creo que le queda muy bien. Técnicamente se trata de una pantalla OLED de 55 pulgadas con un peso de 1.9 kilogramos, lo que permite colgarlo de la pared usando nada más que imanes. Su resolución no trascendió, y la tecnología OLED aún no ha abandonado por completo sus problemas de producción (LG indicó que su técnica alcanzó un rendimiento del 80 por ciento), lo que anticipa un costo bastante alto… pero todas las dudas desaparecen cuando vemos su espesor, de apenas 0.97 milímetros. Pensé que era un error de escritura, sin embargo, después de verificar cuatro fuentes diferentes, y la publicación oficial por parte de la agencia de noticias surcoreana Yonhap, descubrí no hay ninguna equivocación. El espesor de la pantalla es inferior a un milímetro.


La intención de LG no es otra más que demostrar a la industria que la tecnología OLED tiene un brillante y atractivo futuro, a pesar de sus inconvenientes actuales. LG cree que podrá comercializar unas 600 mil unidades OLED durante este año, mientras que la meta para el año 2016 es de un millón y medio de pantallas. Si LG en verdad ha logrado asegurar su técnica de producción OLED, los precios deberían bajar lo suficiente como para convertir a estas flamantes pantallas en una opción atractiva.

Escribir comentario

Comentarios: 0