Los increíbles robots voladores de Festo

La temática robótica es algo que en mayor o menor medida nos interesa a todos. En los últimos años se han visto grandes avances tecnológicos pero sin dudas la compañía Festo es la que mejor provecho saca de esto. ¿Ejemplos? Mira los increíbles robots voladores de Festo.


Festo es una compañía alemana de ingeniería dedicada a la industria de la automatización. Las tareas típicas incluyen el diseño de máquinas a medida y procesos de automatización. Como no podía ser menos, Festo tiene vínculos con las universidades, institutos y empresas de desarrollo a través de su programa de Bionic Learning Network. Ellos están usando esto para explorar ideas e iniciativas que van más allá de la actividad principal de la automatización y la didáctica y puede conducir a futuros productos y áreas; en la actualidad estos proyectos implican su nueva línea de actuadores neumáticos. Algunos de estos proyectos son los increíbles robots voladores de Festo como el AirPenguin, AirJelly y SmartBird.


El AirPenguin es, como te habrás imaginado, un pingüino robótico que puede volar. En el vídeo se puede ver a un grupo de tres pingüinos que vuelan de forma autónoma a través de un espacio aéreo definido que es controlado por estaciones de transmisión de ultrasonido. Los pingüinos tienen libertad para moverse dentro de este espacio; un microcontrolador les da libre albedrío con el fin de explorarlo. Las partes internas del AirPenguin constan de cuatro varillas flexibles de fibra de carbono que funcionan con actuadores que mueven la cabeza, la cola y las alas apéndices para el vuelo.


De hecho las alas son capaces de realizar movimientos hacia delante y hacia atrás, lo que permite que el robot pueda girar también. Los movimientos se realizan a través de sensores de navegaciones complejas y una plataforma de comunicaciones que está alimentado por un módulo XBee. En pocas palabras estamos ante un diseño ágil y fácilmente manejable con una estructura 3D que utiliza el Fin Ray Effect en la parte delantera y trasera del robot. La idea detrás del AirPenguin es para el desarrollo continuo de los sistemas biomecatrónicos, que imitan los movimientos naturales y se pueden adaptar a los sistemas robóticos.

El AirJelly es una medusa robótica aérea. A diferencia del AquaJelly (la versión acuática), este robot se desliza a través de un mar de aire gracias a su motor eléctrico y un mecanismo de adaptación inteligente. De manera similar al AirPenguin, el AirJelly alberga un globo de helio para mantenerlo boyante, sin embargo en lugar de aletas accionadas para maniobrar, utiliza ocho tentáculos accionados con levas en los extremos para moverse hacia arriba, abajo, de lado a lado, hacia adelante, y hacia atrás. Cada tentáculo está diseñado como una estructura con Fin Ray Effect.


La única fuente de poder del AirJelly son dos baterías de polímero de iones de litio conectados a la unidad de accionamiento eléctrico central. Se transmite la fuerza a un engranaje cónico y de allí a una sucesión de ocho engranajes que representan los tentáculos. El robot desplaza su peso mediante dos servomotores que mueven un péndulo de gravedad. Cuando el péndulo se desplaza a un ángulo diferente, el centro de gravedad del robot se desplaza también y se dirige hacia la dirección donde apunte la cabeza del AirJelly. Este nuevo concepto de accionamiento, con propulsión peristáltica basado en el principio de retroceso, mueve a la medusa suavemente a través del aire.

Finalmente el último diseño de la compañía es el SmartBird, un pájaro mecánico que vuela. Con SmartBird, Festo ha logrado descifrar el vuelo de los pájaros, uno de los sueños más antiguos de la humanidad. Esta tecnología biónica, que se inspira en la gaviota argéntea y sus características de vuelo, como despegar, volar y aterrizar por su propia cuenta. Recordemos que las alas no solo se mueven hacia arriba y abajo, sino que también se tuercen en ángulos específicos. Esto es posible gracias a una articulada unidad de torsión, que en combinación con un complejo sistema de control, alcanza un nivel de eficiencia sin precedentes en operaciones de vuelo.


La integración funcional de las unidades de accionamiento acoplados produce ideas y puntos de vista significativos que Festo puede transferir al desarrollo y la optimización de la tecnología de propulsión híbrida. El uso mínimo de materiales y la construcción extremadamente ligera allanan el camino para la eficiencia en el consumo de recursos y energía del SmarBird. Mediante el análisis de las características del flujo en estos robots voladores durante el curso de su desarrollo, Festo ha adquirido conocimientos adicionales para la optimización de sus soluciones de productos y ha aprendido a diseñar de forma más eficiente. ¿Con qué otras maravillas mecánicas nos sorprenderá la compañía? Sólo el tiempo lo dirá.

Escribir comentario

Comentarios: 0