Cámaras de seguridad graban un ser interdimensional en un templo budista de China

Muchos expertos dicen que los “seres interdimensionales” son entidades que existen más allá de nuestro universo. Esto seres inteligentes tendrían la capacidad de acceder a nuestra realidad mediante ciertos accesos, y podrían ser los causantes de lo que nosotros llamamos poltergeists, ovnis, u otro tipo de fenómenos inexplicables. 


También hay otras personas que creen que pueden ser formas de vida extraterrestre o incluso entidades demoníacas con el único objetivo de causar el daño entre los seres humanos.

Pero sea cual sea el verdadero origen de estas entidades, la realidad es que se comunican de diferente manera de cómo lo hacemos nosotros en nuestra dimensión, aunque muy pocas veces han llegado a ser vistos, fotografiados o grabados en video. Pero aquellos que han conseguido ver con sus propios ojos estos seres interdimensionales han asegurado que se tratan de grandes bolas de luz muy luminosas que parecen tener vida propia.


Los expertos en el tema aseguran a que esto es debido a que su energía se materializa de tal manera en nuestra dimensión que acaba transformándose en bolas de plasma en movimiento, desafiando todas las leyes científicas conocidas. Y como hemos comentado anteriormente, los seres interdimensionales consiguen acceder a nuestra realidad mediante accesos no visibles para el ojo humano, ubicados principalmente en lugares sagrados como puede ser un templo. ¿Pero existen evidencias graficas de la existencia de seres interdimensionales?


Cámaras de seguridad han capturado un objeto brillante con forma cambiante en un templo budista de China, pudiendo ser una de las mejores evidencias de la existencia de estos seres.


Evidencias de la existencia de seres interdimensionales


Según la revista china People, los monjes de un templo budista en la provincia de Anhui, China, fueron alertados por la presencia de una gran bola de luz en su interior, que incluso hizo sonar las alarmas de seguridad. Según las imágenes grabadas por las cámaras de seguridad, el misterioso objeto brillante descendió del cielo y flotó por encima del Templo Baita a las 23:00h, mientras cambiaba de forma continuadamente. En algunos momentos parecía que la bola de luz desparecía brevemente, pero volvía a aparecer durante unos segundos por los pasillos del templo. Finalmente, el objeto comienza a girar más rápido antes de desaparecer por completo en medio de las fuertes lluvias.

Los monjes del templo budista han mostrado su sorpresa y desconcierto por la presencia de la misteriosa bola de luz en sus instalaciones.


“Cuando escuché la alarma, me levanté para apagarla antes de salir a la calle para mirar, pero no vi nada inusual”, dijo el lider budista Shi Xingkong. “Y cuando miré los monitores de seguridad vi la extraña esfera.”


Chen Songzheng, un miembro del personal del templo, añadió que si no hubiera accedido la misterios bola de luz en sus instalaciones no habría activado las alarmas infrarrojas y nadie hubiera sabido que estuvo allí. Después de que se publicara el video en las redes sociales, muchas personas dieron su opinión para explicar la misteriosa bola de luz en el templo.


Y como no puede ser de otra manera, los más escépticos sugirieron que se trataba de una broma mediante un avión no tripulado o un juguete a control remoto. Sin embargo, esta teoría queda desacreditada debido a que el templo se encuentra en montaña de BaGong, y no hay hoteles ni residencias cercanos, además de que los visitantes no pueden estar en las instalaciones por la noche debido a la fauna salvaje que hay en las montañas. Otra teoría propuesta por los escépticos es que se trataba de una bola de luz eléctrica causada por la tormenta eléctrica.

La iluminación de la bola es una esfera de electricidad que puede crearse durante una tormenta eléctrica. Algunos meteorólogos aseguran que las bolas de luz en las tormentas es un fenómeno real y visible. Pero un experto en meteorológica dijo que este tipo de fenómenos sólo dura un período muy corto de tiempo, y no los siete minutos que grabaron las cámaras de seguridad, y en ningún caso las bolas de luz causadas por las tormentas podían abrir puertas y ventanas, recorrerse el templo, y evitar obstáculos.


Por lo que la última teoría propuesta era que se trababa de un insecto cerca de la cámara. Pero al igual que ocurrió con la teoría de la bola de energía causada por la tormenta, un insecto no es capaz abrir ventanas, acceder al interior del monasterio y muchos menos activar los sensores de infrarrojos.


Entonces, descartando las teorías propuestas por los más escépticos, algunas personas aseguraron que se trataba la presencia de un ser interdimensional que ha conseguido materializar su energía en nuestra realidad.

Escribir comentario

Comentarios: 0