La Nube de Oort, el rincón más alejado del Sistema Solar

Cuando te enseñaron los planetas y composición del Sistema Solar en el colegio, seguro que obviaron muchos rincones que aún a día de hoy son bastante desconocidos para el ser humano. Lugares tan lejanos de nuestro Sol que cuesta entender que sean parte del mismo espacio cósmico al que pertenece la Tierra. Sin embargo, están ahí y es importante conocerlos. Hoy nos vamos a centrar en la Nube de Oort.


¿Qué es la Nube de Oort?


La Nube de Oort recibe este nombre en honor a los dos científicos que la descubrieron, que son Ernst Öpik y Jan Oort, por lo que también es conocida como Nube de Öpik – Oort. Más allá de su nombre, la Nube de Oort es una nube de forma esférica y repleta de objetos transneptunianos (aquellos cuerpos que están más allá de la órbita de Neptuno reciben el calificativo de objetos transneptunianos).


La Nube de Oort está tan alejada de nuestro Sol que se encuentra una distancia aproximada de un año luz. Es decir, que viajando a la velocidad de la luz, unos 300 000 kilómetros por segundo, tardaríamos un año en llegar a ella.

Según las estimaciones, en la Nube de Oort se podrían encontrar entre uno y cien billones de objetos. Por desgracia, no podemos saber este dato con exactitud, dado que nunca se ha podido observar de forma directa esta alejada y fría región del Sistema Solar.


Se estima que la Nube de Oort se compone de dos partes diferenciadas. Una interior también conocida como Nube de Hills en forma de disco y otra exterior en forma esférica. Según las informaciones científicas disponibles, los cuerpos que se encuentran en la Nube de Oort se formaron muy cerca del Sol en sus orígenes. Sin embargo, los efectos gravitatorios provocados por los planetas gigantes enviaron a estos objetos compuestos por metano, hielo y amoníaco a su ubicación actual.

¿Es la Nube de Oort el origen del cometa Halley?


Dado que la distancia de la Nube de Oort al Sol es enorme, los cuerpos allí presentas están muy poco afectados gravitacionalmente por el astro rey. Esto provoca que estrellas cercanas como Próxima Centauri (a unos 4 años luz del Sistema Solar) y la propia Vía Láctea hagan que los objetos salgan despedidos hacia el interior del Sistema Solar, donde se encuentra la Tierra. Así pues, se cree que cometas de periodo orbital largo como el Halley puedan tener su origen en la Nube de Oort.


Otros objetos que podemos encontrar en la Nube de Oort son el cuerpo menor Sedna y otros con nombres ta poco atractivo como 2006 SQ o 2008 KV.

Escribir comentario

Comentarios: 0