Mega, el sustituto de Megaupload, a punto de cerrar

Megaupload, uno de los mayores portales de descargas, cerró en 2012 pero su creador, Kit Dotcom, acusado entonces de piratería informática, no se dio por vencido y fundó Mega al año siguiente. Ahora, advierte a los usuarios: «Mega ha sobrevivido durante dos años sin poder procesar un solo pago con tarjeta de crédito. El ambiente se está enrareciendo. Guarda tus ficheros alojados en Mega».

 

Muchos interpretan estas palabras de Kit Dotcom como el más que probable cierre de la plataforma debido a la situación en la que se encuentra el dueño de Mega, Bill Liu, que reside en Nueva Zelanda pero está en busca y captura por parte del gobierno chino acusado de fraude.

Por esta razón, Dotcom parece que ha preferido avisar a los usuarios del «site» de descargas y les urge a abandonarlo lo antes posible, llevándose todos los archivos.


En 2013, Kit Dotcom presentó Mega en Nueva Zelanda con el objetivo de continuar con el éxito de Megaupload, a pesar de que el excéntrico millonario se encontraba en libertad condicional y pendiente de ser extraditado a Estados Unidos. Por ello, meses después, salió de la empresa. Aseguró que lo hacía para centrarse en la lucha legal que mantenía con el FBI que, hasta ahora, no ha conseguido que sea extraditado.

 

Más de un millón de usuarios se registraron en el primer día de su lanzamiento. «Mega va a ser muy grande y nada podrá pararlo», aseguró entonces puesto que la nueva plataforma se exime de toda responsabilidad y la traslada a los usuarios. Ellos son los únicos responsables de sus contenidos gracias a una contraseña que impide al «site» saber qué tipo de archivos guardan sus clientes.

 


Las autoridades de EE.UU. emprendieron en enero de 2012 una operación contra la web Megaupload, que acarreó no solo su cierre sino con siete personas imputadas por actividades de piratería, delitos relacionados con la propiedad intelectual y el blanqueo de capitales. Entre ellos, se encontraba el principal responsable de Megaupload, Kim Dotcom, así como los alemanes Finn Batato y Mathias Ortmann y el holandés Bram van der Kolk.

 

El Departamento de Justicia y el FBI calcularon entonces que las actividades del famoso portal de descargas supusieron perjuicios de 500 millones de dólares en derechos de propiedad intelectual. Además, calcularon que Dotcom y su equipo lagron 175 millones de dólares en beneficios durante cinco años.

Escribir comentario

Comentarios: 0