Este plan para ocultar a la humanidad de posibles alienígenas hostiles realmente existe

 

 

 

 

 

 

 

Es fundamental que podamos escondernos de los aliens potencialmente perversos. Mira las posibles formas.

 

 

 

 

 

¡En este planeta ya no queda nada!

 

La vida en la Tierra está llena de experiencias de civilizaciones que esclavizaron y destruyeron a otras, principalmente en América, África y Asia.

 

Sí a las culturas más adelantadas de nuestro planeta no les importó nada conquistar y apoderarse de las riquezas de otros pueblos, por qué habría de preocuparle a los extraterrestres de mala índole llegarse hasta acá y tomar lo que les esté faltando en sus planetas, quizá tan pobres en recursos como Marte y otros vecinos.

 

¡Necesitamos agua!

 

Lo que los aztecas, los incas y otros pueblos no pudieron hacer para salvarse de sus propios hermanos humanos, quizá podamos hacerlo nosotros para librarnos de nuestra parentela extraterrestre enemiga. La Tierra es un maná, un paraíso de recursos abundantes.

 

Stephen Hawking cree que esa riqueza podría ser nuestra perdición porque nos podría poner, si no lo estamos ya, en el ojo de alienígenas nómadas que anden inspeccionando el universo en la búsqueda de buenos lugares para depredar.

 

El agua es la base del caldo donde se originó la vida y es indispensable para vivir. En unos 50 años podríamos tener una crisis de agua dulce líquida en la Tierra ¿Y si otros habitantes del universo ya se están quedando sin el vital líquido y se alistan para ir en su conquista?

 

Planeta encubierto

 

Ante esta posibilidad, los científicos de  Universidad de Columbia, David Kipping y Alex Teachey, proponen que nos escondamos de visitantes indeseables mediante un dispositivo de camuflaje a base de rayos láser. El papel de trabajo ya fue redactado y se titula «Un dispositivo de camuflaje para planetas en tránsito» 

 

Ocurre que los planetas se hacen particularmente visibles durante sus periodos de tránsito por el disco de sus soles. Los terrícolas utilizamos estos tránsitos para buscar vida en otros confines. Pero quizá nuestro ultramoderno telescopio espacial Kepler sea un anacronismo en comparación con la tecnología de la competencia. Si los alienígenas tienen un Kepler igual al nuestro, podrían avistarnos desde una distancia de 1300 años luz.

 

¡Necesitamos respirar!

 

También podrían estar interesados en nuestro oxígeno, con lo cual los invasores ya se estarían metiendo con el propio aire que respiramos.

 

Para que no nos puedan ver en ninguna longitud de onda de la luz, el sistema de camuflaje requeriría de una variedad de láseres en 250 megavatios, que se pudieran disparan desde la Estación Espacial Internacional u otra más moderna construida con ese propósito.

 

Nuestras tecnologías todavía no dan para tanto. Otra opción de salvaguarda es encontrar la forma de ocultar los recursos vitales, principalmente el agua y el oxígeno, para que los extranjeros intergalácticos crean que somos un planeta muerto.

 

Una tercera estrategia pasa a la ofensiva. Consistiría en enviar mensajes engañosos que puedan ser captados por los extraterrestres. Algo así como un WhatsApp interestelar que diga «Olvídense de la Tierra, los terrícolas son venenosos»

 

El tema debería preocuparte ¿Tienes alguna idea que proponer?

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Chenemi (lunes, 25 abril 2016 16:46)

    Si no han venio ya despues de todo este tiempo es que no le interesaran tanto lo que tenemos aqui,y si vienen que aprovechen y se unan al gobierno